Información para Profesionales de Turismo
Texto
Actualidad
Cara a cara con el astronauta Jon McBride

Con el patrocinio de Space Coast Florida y el Kennedy Space Center Visitor Complex, el astronauta Jon McBride visitó nuestra región, ocasión en que charló con jóvenes, difundió las bondades del KSC y dialogó con la prensa especializada. 

La Oficina de Turismo de Space Coast Florida, el Kennedy Space Center Visitor Complex y Copa Airlines patrocinaron una reciente gira por la región del astronauta estadounidense Jon McBride.

Entre otras actividades, McBride compartió sus experiencias en el espacio con estudiantes, periodistas y público en general, al tiempo que se refirió a las bondades del Kennedy Space Center. Cabe indicar que en 1984, el astronauta participó como piloto en la misión STS-41-G a bordo del transbordador Challenger, pasando ocho días fuera de la órbita terrestre.

KSC ofrece todos los días la posibilidad de conocer a un astronauta y hacerle todo tipo de preguntas en vivo.

 

–¿Cuáles son los motivos de su visita?

–Vine por varias razones, una de ellas es para hablar con los jóvenes y alentarlos en el estudio. Luego para informar sobre el Kennedy Space Center, un sitio muy entretenido y educacional, donde los visitantes pueden tranquilamente tomarse dos días para ver todo lo que hay.

 

–¿Cómo es la experiencia en el Kennedy Space Center?

–Es probablemente uno de los lugares más atractivos de Estados Unidos, con tanto para ver y hacer. Hay algo para todos, desde los más pequeños hasta los abuelos. Este año incluimos nuevas atracciones, como Heroes & Legends y nuevas películas en el cine IMAX. Es el único sitio del mundo que tiene naves de todas las etapas, desde el programa Mercury al Orion, que voló hace dos o tres años.

 

–¿Cuál es su parte favorita del KSC?

–Me encanta pasar el tiempo en el transbordador Atlantis, que está en exposición desde 2013, guiar a la gente y ver su expresión cuando lo descubren.

 

–¿De qué se trata el programa Astronaut Encounter, donde los visitantes pueden conocer a un astronauta?

–Tienen lugar todos los días. Estoy a cargo de la agenda, donde los astronautas van rotando cada dos o tres días.

 

–¿Es algo dirigido a niños?

–No, apuntamos a los jóvenes, pero les hablamos a todos. Hay muchos niños, por supuesto, a los que queremos alentar a que se conviertan en astronautas o se unan a la NASA en un futuro.

 

–¿Cuáles son las preguntas más frecuentes?

–Siempre, la pregunta más curiosa es “¿Cómo vas al baño?” o “¿Cómo comes en el espacio?”… La pregunta más común es “¿Cómo es el espacio?”, lo que a uno le podría llevar todo el día responder… Fui el primer astronauta que empecé con este programa así que he escuchado todas las preguntas posibles. Y la segunda más común es “¿Cómo se hace para ser un astronauta?”.

 

–¿Y cómo se hace?

–Lo más importante es ir a la escuela y estudiar, estudiar y estudiar. Porque además, en lo primero que se fijan en el proceso de selección es en la educación. Mientras más altos y mejores tus estudios, más altas son tus probabilidades. La mayoría de los no pilotos tienen un doctorado, en Ciencia, Matemáticas, Física, Ingeniería. Hay miles de candidatos, por qué no habrían de empezar por los doctores.

Muchos piensan que primero se debe ser piloto, pero estimamos que en el futuro el 75% de los astronautas no lo serán. No somos aviadores, ahora somos operadores.

 

–¿Cuándo tomó la decisión de convertirse en astronauta?

–El click sucedió antes de terminar la universidad. Una de las razones por las cuales me uní a la armada es porque más de la mitad de los miembros de los programas Mercury, Geminis y Apolo habían sido miembros de la Marina. Este era el mejor comienzo, lo que daba más posibilidades. Quería hacer todos los movimientos para encontrarme en la mejor posición posible. Sabía lo que quería hacer... pero como cualquier otro joven me preguntaba “¿cuáles son las probabilidades?”…

A los jóvenes les digo que yo tenía un sueño, que sabía que las posibilidades eran pequeñas... así que no se rindan. Si se proponen una meta, aun si se quedan cortos, pueden conseguir mucho. Lo más importante es la determinación.

 

–¿Qué es lo que más le sorprendió durante su misión en el espacio?

–Sabía que iba a ser fascinante, pero lo mejor fue mirar la Tierra desde miles de kilómetros, la belleza de nuestro planeta... y tan pocos han tenido la posibilidad de tener esa vista. La primera vez simplemente me quitó el aliento, toda mi vida quise ver la Tierra desde el espacio y lo había logrado. Fue como “gracias Dios”... Siempre cambiante, siempre hermosa.

 
SOL, PLAYAS Y MUCHO MÁS

Situada a 45 minutos al este de Orlando, la Space Coast de Florida atesora 115 km. de costa atlántica, con doradas playas, reconocidos sitios para practicar surf, pesca deportiva y varios lugares históricos. Sus principales comunidades son Cocoa Beach, Melbourne, Port Canaveral, Titusville, Palm Bay y Viera.

Visitado por más de 1,5 millón de viajeros anuales, el Kennedy Space Center Visitor Complex abre actualmente sus puertas todos los días de 9 a 18 (los horarios varían según la temporada). El valor del ticket -US$ 50 (menores de 3 a 11 años, US$ 40)- incluye un tour por sus instalaciones y el acceso al Space Shuttle Atlantis, Apollo/Saturn V Center, Shuttle Launch Experience, Journey To Mars: Explorers Wanted, películas en formato IMAX y el Astroanut Encounter.

www.kennedyspacecenter.com