Información para Profesionales de Turismo
Texto
Empresas y Productos
DELTA AIR LINES. Estreno exclusivo del Airbus A350-900

Reunidos en Atlanta, periodistas especializados de distintos rincones del mundo tuvieron el privilegio de experimentar el desempeño de la nueva joya de Airbus y conocer los planes estratégicos de crecimiento global de Delta.

La escenografia no pudo estar mejor elegida para la presentación de prensa del Airbus A350-900, el avión más moderno de Delta Air Lines y considerado desde ahora como su nave insignia. Fue en el Flight Museum que la aerolínea posee en su casa central, en Atlanta, donde del 16 al 18 de octubre pasado se desarrolló el Delta Customer Experience Showcase.

Allí, en lo que fueron sus viejos hangares y en torno a valiosos aviones que forjaron la historia de la compañía (desde el único biplano Waco 125 de 1928 a un gigantesco Jumbo 747/400 pasado a retiro), más de 70 periodistas de 18 países conocieron en primera persona los planes de desarrollo de Delta y, en especial, esta fuerte apuesta por el A350 que la convierte en la primera aerolínea de América del Norte en integrarlo a su flota.

Las primeras declaraciones fueron realizadas por Ned Walker, vicepresidente senior y director general de Comunicaciones, quien –junto a otros altos ejecutivos–, pasó revista a la estrategia de crecimiento que está implementando Delta a nivel global.

La charla comenzó destacando la idea de “colocar al cliente en el centro de las decisiones, invirtiendo en mejoras bien pensadas, confiables e innovadoras”. Y como ejemplos se mencionó la reciente instalación de wi-fi de alta velocidad en la gran mayoría de las aeronaves, el lanzamiento de un sistema gratuito de mensajes a bordo a través de redes móviles y el acceso sin cargo para los pasajeros de todas las clases de servicio a Delta Studio, sistema de entretenimiento con decenas de películas, juegos y canales musicales.

Luego, entrando de lleno en el A350, se subrayaron dos detalles de configuración verdaderamente novedosos solicitados por la compañía a Airbus. Por un lado, una cabina de Business Class única en el mundo, llamada Delta One Suites, con puertas corredizas para cada pasajero, asientos cama, acceso directo al pasillo y, entre otros detalles, pantalla de video de 18,1 pulgadas. Por otra parte, el lanzamiento de una clase intermedia, denominada Delta Premium Select, con butacas más anchas (18,5 pulgadas), mayor reclinación y distancia entre filas que en Economy y pantallas de 13,3”. La configuración es 2-4-2.

En un orden más general, se hizo mención a la “reinvención” del catering de clase Turista en vuelos internacionales a través de una alianza con Linton Hopkins, reconocido chef de Atlanta que creó menúes más saludables, elaborados con productos frescos que se entregan en nueva vajilla. Además, las colchas y almohadas son ahora de mejor calidad y se ofrece una copa de espumante Prosecco de cortesía antes del decolaje.

Finalmente se habló sobre las últimas innovaciones tecnológicas puestas en marcha, como el seguimiento del equipaje despachado por radio frecuencia, que alcanza un 99,9% de eficiencia; y el auto check-in, que en Estados Unidos ya está siendo utilizado por más del 50% de los clientes.

En términos de performance, se sostuvo que Delta encabeza el ranking de ocupación de sus aeronaves y de llegadas a tiempo por sobre todos sus competidores a nivel doméstico, en tanto que este año alcanzó el porcentaje record del 99% de vuelos no cancelados por problemas de mantenimiento, con 257 días sin inconveniente alguno.

 

EL PLATO FUERTE.

La gran estrella del evento, el A350-900 brilló minutos más tarde, partiendo en un vuelo de demostración, el primero con pasajeros, desde la T1 del Aeropuerto Internacional Harsfield-Jackson de Atlanta, previa degustación en tierra de los nuevos menúes creados por Linton Hopkins y un vistazo a una exclusiva colección de uniformes que llevan la firma del diseñador neoyorquino Zac Posen, los cuales comenzarán a utilizarse a fines de mayo de 2018.

Puntual, a las 14.45 y con los invitados de prensa a bordo y la lógica ansiedad de experimentar un producto completamente nuevo, el vuelo DL8260 partió con rumbo norte en una tarde sumamente clara siguiendo la geografía de los montes Apalaches. Fue una travesía de 2.30 hs. donde se pudo apreciar el sereno desplazamiento de la aeronave,

El A350-900 es un biturbo equipado con motores Rolls Royce Trent XWB que dispone de 32 plazas en Delta One Suites, 48 en Delta Premium Select y 226 en Main Cabin. Más allá del confort que entrega cada cabina, que incluye tomas de energía para todos los pasajeros, se observan ventanas más amplias, iluminación LED y muy bajo nivel de ruido exterior. Asimismo, menor presión en la cabina y mayor humedad apuntan a reducir los efectos del jet lag. Y lo que es vital para la compañía, es un 20% más eficiente en términos de consumo de combustible.

Cabe resaltar que Delta firmó órdenes para la adquisición de 25 de estas unidades, cinco de las cuales recibirá este año y el resto de aquí a 2020. Además, se comprometió a comprar 25 Airbus A330-200neo. De esta forma, DL irá reemplazando a distintos modelos de fuselaje ancho de Boeing que hoy revisten en su flota.

Los primeros A350-900 estarán enfocad0s en las altamente rentables –y extremadamente competitivas– rutas transpacíficas. De hecho, el primer vuelo comercial tuvo lugar el 30 de octubre pasado uniendo Detroit con Tokio. Después vendrán –siempre desde DTW– Seúl (16 de noviembre), Beijing (17 de enero) y Shanghái (19 de abril). El 24 de marzo de 2018 será el debut transatlántico de la moderna aeronave, que conectará Detroit con Ámsterdam, sede del mayor hub europeo de la aerolínea, fecha en la que también será lanzada la ruta entre Atlanta a Seúl.

La adrenalina del vuelo-presentación prosiguió en tierra de manera vertiginosa: acompañando a expertos conductores de Porsche en la pista de pruebas que la firma automovilística posee en su Experience Center de Atlanta. Adrenalina pura (para los que aceptaron el desafío) en el asiento derecho de un 911 Carrera.

 

CHARLANDO CON EL CEO.

El evento de Delta concluyó con un desayuno con el CEO de la compañía, Ed Bastian, quien inició el diálogo comentando que de aquí a cinco años la compañía estará desembolsando US$ 12 mil millones en mejoras de infraestructura aeroportuaria. Tras resaltar que “se trata de la mayor inversión en su tipo de toda nuestra nuestra historia”, el ejecutivo dijo que los trabajos de actualización ya comenzaron en varias estaciones clave para DL, como LaGuardia, Los Ángeles, Seattle, Salt Lake City y Atlanta. “Desafiaría, dijo, a encontrar cualquier otra aerolínea que se acerque a tamaño desafío.”

Consultado sobre los motivos que llevaron a la aerolínea a optar por la europea Airbus en vez de la estadounidense Boeing a la hora de reemplazar equipos de medio y largo alcance, Bastian explicó que “existieron demoras de entrega por parte de Boeing que nos llevaron a tomar este camino”. Tras indicar que “los productos de ambos fabricantes son buenos”, resaltó que “los A350 tienen un 50% de componentes nacionales y al ensamblarse varias partes en Alabama también crean miles de fuentes de trabajo locales”.

Por otra parte, adelantó que el año entrante se incorporarán a la flota de DL los novedosos Serie C de Bombardier, aviones que se destinarán a cubrir rutas nacionales mientras continuarán llegando nuevos jets B737-900 y A321.

Asimismo, el CEO subrayó la puesta en marcha de ciertas mejoras en tecnología que incluyen el empleo de sistemas biométricos de seguridad, mensajería móvil en vuelo, video chat con los clientes para ayudar a resolver problemas y una aplicación especialmente desarrollada para que los pilotos puedan evitar turbulencias para facilitar vuelos más seguros.

Luego, se encargó de diferenciar la alianza a largo plazo de Delta con Gol de la que está creando American con Latam, expresando que “ellos son competidores en varias rutas en tanto que nosotros nos complementamos”. Y como contracara, evaluó otro joint-venture agreement, en este caso con Aeroméxico, sosteniendo que se trata de “un modelo de negocios ejemplar, donde ambas compañías ganan por igual”.

Finalmente, Bastian puso el foco en la gente, en los empleados de Delta. “Son nuestra mayor ventaja y ninguna inversión sería suficiente sin el trabajo dedicado y apasionado que desarrollan día a día”, sostuvo.

 
AGASAJO CON ACENTO ARGENTINO

El grupo de periodistas latinoamericanos invitados al Delta Customer Experience Showcase fueron agasajados el día de su llegada a Atlanta con una cena servida en Ecco, un elegante restaurante del “midtown” de la urbe.

Allí, junto a Sarah Lora, gerenta de Comunicaciones Corporativas para América Latina y el Caribe, los esperaban tres altos ejecutivos regionales de la compañía que, coincidentemente, son argentinos y que, si bien no son nuevos en la compañìa, están “estrenando” cargos. Dos de ellos tienen su base en Miami: Luciano Macagno, director regional; y Máximo Etcheverry, director de Ventas Multinacionales. El restante, Agustín Durand, es el nuevo gerente general de Ventas para Centroamérica y el Caribe con sede en Atlanta.

DELTA AIR LINES EN NÚMEROS

Fundada en 1928 en Monroe, Louisiana, DL sirve hoy 334 destinos en 34 países y territorios con una flota que supera las 800 aeronaves. Con más de 180 millones de pasajeros transportados por año, su dotación laboral supera las 80 mil personas.

Desde su hub principal en Atlanta, la compañía opera 1.000 vuelos diarios a 217 destinos, en tanto que junto a sus aliados comerciales alcanza globalmente las 15.000 operaciones por día.

En 2016 reportó ganancias por US$ 1,1 mil millones.