Información para Profesionales de Turismo
Texto
Entrevista
“Perú cumple perfectamente con los estándares del segmento de lujo”

Maritza Montero, directora de Ventas y Marketing de Inca Rail, señaló los planes de la compañía y todo lo que significa su cambio de imagen. Tras la adquisición de The Carlyle Group, Inca Rail se ha renovado y apuesta por repotenciar sus servicios para el segmento de lujo.

-¿Cómo han mejorado las operaciones de Inca Rail tras la adquisición de The Carlyle Group?

-A la fecha, este fondo ha adquirido el 80% de Inca Rail. Ya con Carlyle ha habido una inversión mayor y estamos en pleno proceso de implementación de nuevos trenes, de mejorar los que tenemos y de un incremento de personal. Desde la adquisición a la fecha ha habido un gran cambio sobre todo en la parte de trenes y el lanzamiento de The 360º Machu Picchu Train. No solamente es un gran cambio para Inca Rail, sino también para el mercado turístico y para Perú. Es un tren que es único y eso nos hace posicionarnos internacionalmente. También se han hecho cambios en las flotas que había y se han aumentado algunas frecuencias.

 

-¿Con qué objetivo se cambió a la nueva imagen Machu Picchu Train y cuál es su concepto?

-El común denominador es que los viajeros van a Macchu Picchu, todos nuestros productos están bajo el paraguas de Machu Picchu Train y cada servicio tiene un nombre dependiendo lo que ofrece. La implementación de imagen, nombre y colores se llevó a cabo después de un estudio. También se han hecho cambios en el material publicitario y en todo lo que conlleva esto. Asimismo, trabajamos con unos íconos relevantes de Perú de lo que es el valle y productos como el aguaymanto, el café, el choclo, la llama y obviamente Machu Picchu. Todo esto ha resultado muy atractivo para los clientes y ha tenido mucha aceptación.

 

-¿Qué estrategias han proyectado para seguir teniendo el apoyo de las agencias receptivas este año?

-Yo creo que la estrategia es siempre trabajar en conjunto con ellas. Lo más importante es ver sus necesidades, seguir estrechando las relaciones y trabajar de la mano. Es un negocio para los dos. Siempre vemos la manera de apoyarlas, agradecerles por la confianza y trabajar con ellas localmente y en sus mercados más importantes. Las apoyamos no solamente en Lima sino que muchas traen clientes de afuera, hacen fam trips y diferentes acciones, y eso es lo que hacemos: trabajar con ellas de la mano. Eso creo que es lo más importante para cualquier negocio porque las agencias son nuestra brújula. Agradecemos la preferencia que nos están dando. Recibimos mucho sus comentarios y eso nos hace ser mejores. Hemos sido muy flexibles y ellos también son muy abiertos al cambio.

 

-¿Cómo ve el mercado de trenes en Perú? Solo está concentrado en Cusco pero no tiene tanto protagonismo en los trayectos internos.

-No es fácil la operación de trenes por varios factores. En el caso de Cusco también tenemos una trocha angosta. No hay mucha oportunidad debido a la dificultad de las rutas, pero sería hermoso poder conectar Perú en trenes. En muchas partes del mundo, como Europa y Asia, hay conectividad en trenes y la gente los usa más que el avión, en algunos casos porque son más rápidos y efectivos. Sería muy bueno para el país poder conectarnos vía trenes, pero eso sí es un plan más complejo. A futuro ojalá se pueda, estaríamos interesadísimos de crecer en ese proyecto también, pero sería más difícil de lograr. Asimismo, algunas rutas tampoco son tan rentables y el costo es muy elevado, entonces habría que ver qué rutas. Pero esperemos que ese proyecto se logre a nivel país.

 

-¿Qué tan alta es la demanda del segmento de lujo en un destino como Cusco?

-Yo creo que Perú está preparado para recibir a viajeros de lujo. Hoy hay todos los servicios, desde la aerolínea, los transportes, los buses, los tours, los guías, las agencias, los operadores y los hoteles. Yo creo que por eso está creciendo ese segmento. Es un segmento muy exigente que lo que más busca es el servicio y la hospitalidad, y el peruano es muy hospitalario y servicial. Perú cumple perfectamente con ese segmento y estamos creciendo cada vez más. Hay mercados importantes de lujo, como Estados Unidos, Australia, Japón, España, Inglaterra, Francia y Rusia.