Información para Profesionales de Turismo
Texto
Actualidad
Latam Airlines está lista para recuperar el corporativo

A punto de culminar finalmente la sinergia entre LAN y TAM, la aerolínea apunta a dos frentes: recuperar el segmento corporativo e intensificar sus conexiones internacionales.

Especial Panrotas. Al momento de esta entrevista, el presidente de Latam Brasil, Jerome Cadier, estaba a pocos días de cambiar no sólo la plataforma tecnológica de la compañía en Brasil (de Amadeus a Sabre, igualando los sistemas usados por a empresa en Brasil y los demás países de América del Sur), sino también de culminar la fase de transición que significó la reestructuración de la compañía, usando lo mejor de la tradición de TAM con la evolución del mercado y del viajero. El momento actual también es de poscrisis, en un marco donde Latam está invirtiendo bastante en dos frentes: más vuelos internacionales en Brasil y el regreso con fuerza al corporativo.

La empresa sabe y reconoce que perdió share entre los viajeros corporativos, debido al impacto de la transición pos fusión (que afectó incluso la puntualidad en 2017), al freno de las inversiones en la experiencia tecnológica de los clientes (ahora, con la plataforma unificada, el mercado mobile en Brasil verá mejoras rápidamente) y a las imágenes a veces contradictorias de dos compañías conviviendo dentro de una, lo que ahora se reforzará con una campaña de una única Latam, ya lista para recuperar el share perdido.

Cadier dice que el corporativo doméstico viene reaccionando bien desde el tercer trimestre del año pasado y tuvo un arranque muy positivo en 2018. Latam Brasil trabaja con previsiones de crecimiento del 3% al 4% en el doméstico este año y del 8% al 9% en el internacional, ya que hubo una recuperación más rápida e incluso este año se incorporarán los vuelos a Las Vegas (ya con dos temporadas confirmadas), Boston (julio), Tel Aviv (diciembre) y Lisboa (si las autoridades portuguesas cooperan).

El ejecutivo se muestra optimista con respecto al sector aerocomercial para los próximos meses en el país, pero es cauteloso (o conservador) en algunos aspectos: en el doméstico, debido a las elecciones y la Copa del Mundo, el corporativo debería desacelerarse; y en el internacional, las tarifas pueden caer debido al regreso rápido de la oferta a algunos destinos. “Pensamos en aumentar los vuelos a Nueva York, pero ya sentimos que hay operaciones que no deberían existir. No hay tantos pasajeros. Por eso, desistimos de ese incremento. La ocupación internacional se va a sostener, pero las tarifas no serán tan buenas (para las aerolíneas al menos)”, explicó. Cadier ve con preocupación las dificultades para conseguir la aprobación de la operación a Lisboa, pero está confiado. “Sería una derrota de Latam y de Brasil si la autorización no sale. Tenemos una compañía portuguesa con 100 vuelos de un lado y ninguna brasileña operando. Entonces, tiene sentido tener una compañía como TAM en Portugal, incluso sabiendo que la competencia será dura”. Además de estos vuelos, Latam inició sus rutas a Roma.

Sobre Sudáfrica, Jerome Cadier desmiente que Latam desistirá de la ruta: “Tuvimos problemas puntuales debido a cuestiones climáticas, ya que operamos con un Boeing 767. Son cuestiones técnicas que el público lego no entiende, pero que no nos permite operar en algunas condiciones. Pero la ruta es rentable y vamos a continuar. Sin embargo, no es suficiente para colocar una aeronave más grande (lo que resolvería estas cuestiones operativas), pero estamos satisfechos”.

 

REFORZANDO HUBS.

En la reestructuración de la compañía y mirando el continente como un todo, Latam optó, en Brasil, por reforzar dos hubs: Guarulhos, que debería crecer un 17% este año, y Brasília, con un 7% más de vuelos en relación con 2016. Si esos hubs crecieron por encima de la media del 3% prevista para el año, significa que algún otro perdió. En este caso Galeão, debido a la estrategia de la compañía, que eligió los hubs con mejores opciones para conectar su red, y por la actual situación de Rio. “Hay menos pasajeros a Rio. Esto es un hecho. Van a volver, pero va a tomar su tiempo”, resumió el presidente de Latam Brasil.

¿Y el Nordeste? ¿Qué sucedió con el tan aguardado hub de Latam en la región? Con la crisis, la empresa tuvo que posponer ese proyecto y convivir con la frustración de los destinos, que experimentaron una expectativa mayor a la que la compañía le hubiera gustado. “Otros vinieron entonces y aprovecharon el terreno que habíamos arado nosotros. Pero vale destacar que colocar tres vuelos a París y cuatro a Ámsterdam no es un hub. Deberíamos colocar 10 aviones B-767 operando diariamente en el hub elegido”.

La propia Latam, sin embargo, adoptó la estrategia de la competencia y anunció vuelos internacionales desde Recife y Salvador, y cuando comiencen los vuelos de Air France y KLM a Fortaleza, la empresa presidida por Cadier anunciará nuevas rutas internacionales desde la capital de Ceará. Estados Unidos y Buenos Aires están en carrera, pero no se descarta, según el mercado, vuelos a Europa, donde Latam conecta con sus socios Iberia y British Airways.

 

CORPORATIVO.

Para el viajero corporativo, las novedades de Latam son:

-Aumento de la oferta doméstica hasta un 4%.

-Instalación de wi-fi a bordo (comenzando con cuatro aeronaves en mayo y llegando a 40 a fin de año).

-Cambio de las cabinas de los Boeing 777, a partir de octubre, con la Ejecutiva en configuración 1-2-1.

-Mejoras en las plataformas móviles y en la experiencia en el aeropuerto, check-in y otros servicios online.

-Índices de puntualidad compatibless con la industria, algo muy valorado por los clientes corporativos.

-Más inversiones para el corporativo, incluyendo acciones para TMCs y gestores de viajes.

-Inicio, probablemente en el segundo semestre de 2019, del joint venture agreement con American Airlines, Iberia y British Airways, lo que significará una optimización de redes y conexiones, ofreciendo mejores horarios y más opciones de vuelos.