Información para Profesionales de Turismo
Texto
Eventos
IPW 2018. En búsqueda de los mercados perdidos

En el año de sus bodas de plata, el principal evento de comercialización turística de Estados Unidos se propuso detener la caída de market share que enfrenta el país desde el ascenso de Donald Trump al poder. La cita fue del 19 al 23 de mayo en Denver, capital de Colorado.

El IPW 2018 de Denver no fue una edición más de este clásico de los viajes y el turismo estadounidense. Por un lado, porque el evento celebró sus bodas de oro; por otro, mucho más significativo, porque la industria local está muy preocupada por la notable caída que desde hace dos años registran los arribos internacionales.

Y si bien el IPW no puede aportar una solución al problema, es –sin dudas– una gran vía para paliar esa sangría. Así lo acaba de demostrar en la capital de Colorado, ciudad que había recibido una sola vez a este encuentro itinerante (por entonces International Pow Wow). Fue en 1991, cuando Internet estaba en pañales, las comisiones eran abultadas y el acrónimo OTA no existía.

Ahora, aunque el panorama de comercialización es muy distinto y los desafíos son otros, esta cita demostró que el IPW está más consolidado que nunca, con récord de participantes. El poder de los negocios “cara a cara” sigue vigente.

Un logro de la U.S. Travel Association, entidad sin fines de lucro que representa a los distintos jugadores del sector, que tiene como “premier sponsor” a Brand USA, organismo público-privado encargado de la promoción internacional del destino.

El apoyo incondicional del trade local al IPW tiene sobradas razones. De hecho, el turismo es la octava actividad productiva del país.

El eje de las actividades del IPW 2018 fue el Colorado Convention Center, moderno complejo cuyo sector de exposiciones abarca 52.500 m² que se suman a 63 salones para reuniones, dos grandes salones y un teatro para 5.000 personas.

Allí palpitaron las citas comerciales que a lo largo de tres intensas jornadas nuclearon a más de 6.000 delegados, incluyendo 1.300 compradores internacionales, en torno a centenares de stands de todas las regiones. Las negociaciones, resaltaron los organizadores, dieron por resultado US$ 4,7 mil millones en futuros viajes a Estados Unidos.

La fiesta de apertura, multitudinaria como todas las restantes, tuvo lugar en el Denver Performing Arts Complex, el espacio escénico más grande de la Unión, con 10 salas de espectáculos; en tanto que la clausura se celebró en el anfiteatro Red Rocks Park, horadado en la montaña, donde la banda OneRepublic, oriunda de Colorado Springs, aportó los sonidos de pop-rock que la hicieron mundialmente famosa. Además, el estado de Colorado le puso color a una cálida noche en el Mile High Stadium, colosal recinto para 76.200 espectadores y hogar del equipo de fútbol americano Denver Broncos.

 

TIEMPO DE DESAFÍOS.

Para definir al IPW nadie mejor que la palabra de su presidente y CEO, el carismático Roger Dow, quien subrayó: “En 1969, cuando todo comenzó, hubiera sido muy difícil imaginar cuanto crecería el evento. Eran tan sólo 67 compradores de 10 países europeos que se reunieron con 69 proveedores domésticos en el salón de un pequeño hotel de Nueva York”.

“Hoy, añadió, estamos hablando de una cita líder en el mundo del turismo que forma parte esencial del amplio compromiso de la U.S. Travel Association para apoyar la promoción internacional de Estados Unidos, invitando a futuros viajeros a que experimenten todo lo que nuestro país tiene para ofrecer.”

Pero a pesar del poderío del IPW, lo cierto es que en los últimos años la situación se complicó y la propia entidad que preside Dow reconoce que es necesario “recuperar nuestra porción de mercado”. ¿Por qué? Porque a partir de la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca la imagen internacional de Estados Unidos no es la misma de antes. En 2017, el volumen de viajeros por el mundo creció un 7,9%, mientras que en los últimos años la Unión registró significativas caídas: del 13,6% en 2015 al 11,9% en 2017. “Y esto representó la pérdida de US$ 32,2 mil millones en ingresos y, además, de miles de puestos de trabajo”, subrayó el ejecutivo.

“Tenemos que volver a ser, agregó, el país más seguro y visitado del mundo”. ¿Cómo? “Uniéndonos, como lo estamos haciendo, a la recientemente formada Visit U.S. Coalition, grupo que trabaja con la Casa Blanca a fin de generar políticas económicas más amistosas. Y la salud de nuestras finanzas depende, entre otros aspectos, de apoyar el turismo hacia nuestro país”, resumió Roger Dow.

“Debemos aprender –sostuvo luego– las lecciones de la llamada ´década perdida´, cuando tras los sucesos del 9/11 dejamos de lado cerca de 68,3 millones de visitantes potenciales. Ahora, la idea apunta a apoyar las acciones promocionales del Brand USA, tratar de que más países se puedan sumar al Visa Waiver Program (de ingreso sin visa), extender la duración de los visados a 10 años en aquellos países que así lo justifiquen y, entre otras acciones, implementar sistemas que faciliten el ingreso seguro de viajeros, como el Global Entry, Nexus, Sentri y Preclearance.”

 

¿QUÉ HAY DE NUEVO?

Imposible, por razones de espacio, mencionar todas las novedades presentadas en el evento. Aquí, una selección de aquellas que consideramos de interés.

–El 19 de mayo quedó inaugurado un nuevo tramo del tren expreso Brightline, servicio que ya comenzó a unir Miami con Fort Lauderdale y West Palm Beach a través de ocho frecuencias diarias. Las tarifas son de US$ 10 y US$ 15 por segmento en Smart Service y de US$ 15 y US$ 25 en Select Service. Más adelante el Brightline llegará a Orlando.

–En su tradicional agasajo VIP a la prensa, Disney Destinations tematizó el encuentro con Star Wars Galaxy´s Edge, las nuevas “tierras” que llegaran a Disneyland (California) el verano boreal de 2019 y después a Walt Disney World (Orlando). Previamente, el 30 de junio próximo, el parque Hollywood Studios de este último destino verá llegar Toy Story Land, sector enteramente dedicado a la exitosa saga fílmica.

–La firma Broadway Collection se asoció con GalaPro, de Tel-Aviv, para ofrecer un innovador servicio de traducción de espectáculos para personas que no entienden inglés. Funciona a través de teléfonos inteligentes por sistema de reconocimiento de voz y está disponible para varios shows de importancia, como Chicago, The Phantom of the Opera, Anastasia, Come from Away y School of Rock, entre otros.

–Big Bus Tours está a punto de convertir a Los Ángeles en su séptimo destino de excursiones “hop-on, hop-off”, las cuales operarán en buses de doble piso y con guías locales. Asimismo, la compañía lanzó un portal exclusivo para facilitar la comercialización de sus productos en la industria (trade.bigbustours.com). Considerado el mayor operador privado de excursiones urbanas, la empresa posee 400 “double decker” con wi-fi sin cargo.

–El organismo oficial de turismo de Orlando anunció con bombos y platillos que en 2017 se superó la barrera de los 70 millones de visitantes, cifra hasta ahora no alcanzada por ningún otro destino. Fueron 72 millones de arribos, un 5% más que el año anterior. Exultante, George Aguel, presidente y CEO del Visit Orlando, recalcó que la marca récord se logró “a pesar de los obstáculos internacionales y los efectos negativos que trajo aparejado el huracán Irma”.

–En rueda de prensa, Caroline Beteta, presidenta y CEO de Visit California, informó que en septiembre venidero reabrirá al tránsito el sector de la ruta escénica 1, que recorre gran parte de la franja costera del estado, que estaba interrumpido desde diciembre de 2016 a causa de violentos deslizamientos de lodo. Además, dio a conocer los esfuerzos realizados para recuperar los sectores afectados por incendios forestales en la ruta del vino.

–Así, con negocios, novedades y el gran reto de recuperar mercados, finalizó el IPW 2018. El año entrante la cita será en Anaheim, California, del 1° al 5 de junio, ciudad que de aquí a esa fecha estará invirtiendo US$ 6.000 millones en desarrollos turísticos, especialmente en nuevos hoteles y en renovadas atracciones en los parques temáticos del área: los dos que funcionan en Disneyland Resort y Knott´s Berry Farm.

 
UN DESTINO A TODO LO ALTO

Llamada la “Mile High City” por su altitud, que promedia los 1.600 msnm, los orígenes de Denver se remontan a 1859, en tiempos de la fiebre del oro. Hoy, la habitan unas 710 mil personas (2,9 millones si se le suma el área metropolitana).

Si bien no es un destino turístico primario para los visitantes extranjeros, es una ciudad con bastante para ofrecer, puerta de entrada a los más famosos centros de esquí de la Unión, con Aspen y Vail a la cabeza. Entre otras curiosidades, ostenta el mayor sistema de parques urbanos de Estados Unidos y es la urbe nacional que encabeza la producción de cerveza artesanal, con 15 locales en el downtown, en tanto que su red de bicisendas se extiende a lo largo de 136 km. de senderos pavimentados, con 800 unidades disponibles para alquilar en 89 estaciones. Otro dato: aquí hay más horas de sol anuales (300) que en Miami Beach o San Diego.

El Aeropuerto Internacional de Denver (DEN) es el quinto del país en términos de pasajeros transportados y el 19° del mundo. Desde sus pistas parten vuelos sin escalas a 181 urbes en el planeta.

En términos de hotelería, la capital del estado de Colorado ostenta 47 mil habitaciones en el área céntrica, incluyendo 10 mil situadas en pleno centro. Cuenta, asimismo, con 2.000 restaurantes, 90 campos de golf y varios museos, destacándose el de Naturaleza y Ciencia, el cuarto más grande de Estados Unidos.

Los amantes del juego encontrarán en las cercanías dos poblaciones con casinos abiertos las 24 horas, Central City y Black Hawk, al tiempo que el acceso al Parque Nacional de las Montañas Rocosas se encuentra a 112 km.