Información para Profesionales de Turismo
Texto
Entrevista
Gustavo Hani, presidente electo de la Faevyt: “Quiero una Faevyt que de pelea todos los días a temas claves como la venta ilegal por Internet”

En diálogo con La Agencia de Viajes, el próximo presidente de la Federación a partir de octubre dijo que una de las claves de su gestión será pasar a la ofensiva contra la informalidad. Hani respondió sobre cómo encauzará la relación con el Ministerio de Turismo, las aerolíneas y los grupos de agencias autoconvocadas que polemizan con la Faevyt. El dirigente, actual tesorero, dio detalles de la recaudación del fondo patronal destinado al Incatur.

Podrán gustar o no las respuestas (y las preguntas), pero lo que está claro es que en la hora y media que duró las entrevista con La Agencia de Viajes Gustavo Hani contestó sobre muchos de los problemas que hoy tienen agitado al sector y serán parte de la agenda que desde octubre marcará su gestión al frente de la Faevyt: informalidad, ineficiencia de los controles, venta ilegal por Internet, demandas de transparencia, crisis económica, entre otros.  

 

 LA PROMESA DE IR AL FRENTE.

-¿Qué problemas identifica hoy como los que va a atacar durante su gestión?

-Los problemas macro son los que todos compartimos: las aerolíneas y la pérdida de competitividad. Pero también voy a poner mucho énfasis en las dificultades micro, como la fiscalización y la venta ilegal por Internet. Tengo un plan, que todavía no lo puedo contar porque no lo presenté, para tener una Faevyt más agresiva (aunque suene mal), más proactiva. Quiero una Faevyt que de pelea todos los días a temas claves como la venta ilegal por Internet. Y te aseguro que vamos a atacar el tema de una manera muy original.

 

-El problema es que todas las denuncias terminan en el cuello de botella ineficaz del Ministerio de Turismo (MinTur).

-Siempre hay que hacer las denuncias ante el MinTur. Por otra parte, yo siempre fui un cultor de la municipalización de las denuncias, porque el MinTur no tiene manera de controlar la millonada de casos que le llegan. Además, el organismo está habilitado para inspeccionar una oficina de una agencia trucha, pero eso ya casi no existe. Hoy lo que se hace es vender por Internet. De hecho, mi mecánico, quien me atendía todos los vehículos de la empresa, tiene una escuela de buceo y organiza viajes.

 

-¿Qué hizo frente a eso?

-Lo increpé y después le saqué todos los autos y no se los llevo más.

 

-Pero el mecánico sigue vendiendo viajes…

-Seguramente. Por esto digo que contra ese tipo de actividades vamos a ir con todo.

 

-¿Qué resultados promete para cuando finalice tu gestión?

-Vamos a investigar, denunciar, bajar los perfiles truchos y a hacer un seguimiento online permanente. En eso es donde yo quiero ser más agresivo. No quiero que se muera en la denuncia ante el MinTur.

 

LOS CUESTIONAMIENTOS.

-Va a asumir al frente de la Faevyt en una situación particular: una entidad fortalecida desde lo institucional y lo económico, pero también muy cuestionada por formadores de opinión que están fuera de la propia entidad, que denuncian problemas de gestión y cuestiones de transparencia. ¿Cómo va a manejar esa situación?

-En principio me voy a reunir con todos, porque no los conozco. Pero, por lo que he visto hasta ahora, lo único que hacen algunos es criticar, pero sin aportar soluciones. O sea, si son grupos de catarsis, los tomaremos de esa manera. Si tienen ideas, entonces trabajaremos juntos en la búsqueda de soluciones.

Soy un convencido de que esos grupos ocupan los lugares que nosotros dejamos vacíos. Lo que yo voy a hacer es ocupar esos lugares.

En un año voy a ir a las 28 regionales de la Federación a hablar con todo el mundo y ver lo que pasa en cada lugar, porque desde Buenos Aires no vemos la realidad que hay en el interior.

 

-Además de ocupar esos espacios y dialogar, hoy ustedes ya tienen responsabilidades por las cuales se les endilga responsabilidad en la fiscalización. Por ejemplo, en la informalidad del sector por la manera en que llevan el Registro de Idóneos. ¿Por qué se aferran a su manejo?

-El tema del Registro es una cuestión meramente administrativa. No tenemos ninguna orden del Ministerio de hacer otras cosas o funciones. Tengo ideas al respecto, y me parece que hay mucho por trabajar con el Registro. Se las presentaré al Ministerio y si me dan vía libre las vamos a implementar, junto a las universidades. Quienes reclaman por el Registro no lo hacen para que se los den, sino para que nosotros lo devolvamos al Ministerio. Pero no nos aferramos al Registro.

 

-¿No siente que al quedarse con el manejo del Registro y no hacer nada distinto con ese instrumento comparten responsabilidad en el problema del control de la informalidad?.

-La actual gestión fue por la transformación macro: pasar de ser Asociación a Federación. Ahora vamos a ir por temas más chicos, que son parte de la evolución. Uno de esos temas es el Registro.

Yo soy el presidente de la Cámara de Turismo de Buenos Aires y charlamos y consensuamos mucho con el Colegio de Profesionales de la provincia. No tiene que ser un tema de ellos o nosotros. Me parece que se puede trabajar en conjunto tranquilamente. De hecho, tengo un plan: tiene que existir el Código de Ética del profesional en turismo, en lo que podemos trabajar con el Registro y las universidades. Ahora bien, no se le puede dar el Registro a un Foro que no tiene ninguna entidad jurídica como para solicitarlo, ni a los colegios provinciales porque es un Registro nacional. Con lo cual, si el día de mañana llega a haber un Colegio de Profesionales a nivel nacional, tal vez estaría contemplado el derecho a que lo tengan. Pero hoy por hoy, no.

 

-¿Por qué no le encuentran la vuelta para atacar el tema Booking?

-Lo hemos intentado. Pero creer que la Federación tiene el poder y la llave para ir contra eso es un poco irreal. Que estemos en una mesa buscando soluciones no significa que todo se va a resolver como uno quiere.

 

DIALOGUISTA PURO.

-Otra cosa que llama la atención es la falta de reacciones por parte de las instituciones privadas que representan al sector frente a las denuncias de irregularidades en la gestión del Ministerio. Da la sensación de que sólo están para acompañar en las buenas. ¿Es porque hacen los planteos internamente y no nos cuentan o porque directamente no se involucran en cuestiones que no los atañen directamente?

-La diferencia entre los medios y la Federación es que ustedes publican lo que hacen y nosotros no. No quiere decir que las cosas no se hablen o no se investiguen. Por ahí lo que no hacemos es comunicarlo o dar información a la prensa. Habría que estudiar caso por caso: hay casos donde creo que no es conveniente y hay casos donde las explicaciones que nos dan entendemos que son suficientes.

 

-¿Cómo va a ser su relación, institucionalmente, con el MinTur en materia de reclamos y apoyos? La información que manejamos es que tiene una llegada distinta.

-Tengo muy buena relación con el Ministerio. Del actual ministro lo que puedo decir es que uno le lleva una queja, la escucha y no se ofende. Antes no era así, si lo hacías te bajaban el pulgar. De hecho, yo hoy llevo reclamos cuando vemos que algo no es como debería ser. Pero soy un convencido de que la Federación no tiene que pelearse con nadie, lo cual no implica que tengamos que decir sí a todo. Yo soy más dialoguista, no voy a tener una mala relación, pero tampoco voy a dar discursos diciendo que todo está maravilloso si en mi sector esa no es la situación. Pero no creo en las relaciones tirantes ni con el MinTur, ni con la CAT, ni con los Foros, ni con la Fehgra…

 

EL MANÁ DEL INCATUR.

-El Incatur es hoy el maná de la Faevyt, pero también les va demandar mayor transparencia a la hora de rendir cuentas sobre qué se hace con esos fondos patronales de aporte obligatorio que se recaudan hace más de un año. ¿Cómo van a manejar el tema?

-Lo primero es entender que esto no es un impuesto nuevo. Los empleados de Comercio ya teníamos que pagarlo al Inacap. Lo bueno que tuvimos los agentes de viajes es que durante ocho años no debimos hacerlo mientras se formaba el Incatur. Entonces, hoy pienso que antes de pagar al Inacap, que no tiene nada muy específico para el agente de viajes, es preferible tener un instituto de capacitación para nosotros. Lo que pasa es que lleva su tiempo de formación, pero desde su creación ya se han hecho muchísimos cursos, se hizo una web nueva, se contrató un director académico… Lo que vamos a hacer ahora es formar una comisión directiva integrada sólo por los dirigentes que tengan perfiles académicos. Ellos van a tener que armar un Incatur que llegue a todas las regionales. En eso estamos trabajando.

 

-¿Cómo es el reparto de fondos?

-De lo que se recauda, primero se pagan los gastos fijos y (desde febrero) el 50% restante se distribuye entre las regionales.

 

-¿Cuánto recaudan actualmente?, ¿cuántos de los sujetos obligados hacen el aporte?

-En torno a un $ 1,5 millones por mes. Hoy están inscriptas entre el 30% y el 40% de las agencias.

 

-¿Están intimando al resto?

-Todavía no. Estamos en una etapa de concientización. De todos modos, lo que tienen que saber quienes no están haciendo el aporte es que eso genera deuda.

 

ARGENTINA, LAS AGENCIAS Y LAS CRISIS.

-¿Qué relación hace entre la situación económica de las empresas y la acumulación de cierres y estafas de los últimos meses?

-Hay que separar lo que es una estafa del cierre de una agencia a la que le iba mal. El comercio que organiza una estafa es incontratable. Al que le está yendo mal deberíamos poder detectarlo a tiempo. De todos modos, convengamos que a mi no me gustaría que una Federación de la cual soy socio investigue las cuentas de mi empresa. Esa no es nuestra función.

 

-¿Qué está pasando con los cierres?

-No lo sé, pero sí tengo claro que para que alguien sea empresario hay que capacitarlo. Te puede pasar que tengas un par de buenos años y factures $ 30 millones, y si no estás preparado para manejarlos podés hacer un desastre. Eso me parece que puede estar pasando en algunas empresas, que cuando se dan cuenta ya están en el horno.

 

-¿Cómo prever que el dólar se devaluaría un 50% en un mes y complicaría el giro comercial?

-Alguien que maneja una empresa que recibe mucha plata tiene que conocer el escenario económico que viene.

 

-¿Cuál es el escenario actual?

-Como el de cualquier rubro. Tal vez cuando cierra una agencia se ve más, pero cuántas zapaterías, pizzerías y bares cerraron. La diferencia es que nosotros tenemos venta futura y se nota más. Por lo demás, el ambiente que observo es el de siempre en Argentina. Yo soy empresario hace 20 años y ya pasé por tres o cuatro crisis. Creo que viví más tiempo en crisis que tranquilo. Es Argentina, de qué nos vamos a sorprender.

 

-¿Cómo evalúa la gestión del Ministerio como fiscalizador de las agencias de viajes?

-Es imposible que el Ministerio fiscalice todo. Si no delega en instituciones públicas provinciales y municipales y genera una teleraña, no va a poder desde acá controlar constantemente lo que sucede en un país tan extenso. El problema es que cuando querés delegar a una provincia te piden los fondos, que es lo que nunca está.

 

-Los fondos están. El tema es que casi la mitad de lo que se recauda por el impuesto para financiar las actividades de MinTur no se bajan de Hacienda al organismo.

-Lo cierto es que no están físicamente para que hagan las cosas. Yo creo que igual tenemos algo de responsabilidad y por eso digo que quiero que el tema de fiscalización sea clave en mi gestión, porque también tenemos un trabajo para hacer y no esperar a que otro lo haga. Hay 28 regionales en todo el país, entonces debemos utilizarlas para que fiscalicen también desde nuestra parte.

 
Perfil: “Nací y soy agente de viajes”

Además de ser el presidente electo de la Faevyt, de la Cámara de Turismo de la Provincia de Buenos Aires y tesorero de la CAT, Gustavo Hani es el titular del Grupo Caledonia, un “holding” marplatense con 120 empleados que tiene una agencia de viajes (receptivo, nacional, estudiantil y quinceañeras), cinco hoteles, una empresa de transportes y un complejo recreativo. Sin embargo, Hani se define así: “Soy agente de viajes y nací siéndolo. El crecimiento de la empresa me llevó a diversificar el negocio, pero soy agente de viajes”, lo cual ratifica con el dato de que “tengo cinco hoteles, pero no soy socio de ninguna asociación”.

Al respecto, Hani completó: “Soy un empresario turístico, todos los negocios de las 10 empresas que componen el Grupo están relacionados con el sector. Es lo único que sé hacer, cada vez que quise meterme en otro rubro me fue mal”.

Respecto a cuánto de su perfil empresario le sirve para los múltiples cargos que ocupa en la dirigencia gremial-empresaria señaló: “Muchos me preguntan cómo hago para manejar a las empresas estando metido en la dirigencia. El secreto es rodearte de especialistas. Y yo tengo buenos equipos, que entienden que si me va bien a mí nos va bien a todos. No creo en el empresario rico y los empleados pobres. Esa experiencia en el armado de equipos es lo que quiero llevar a la Faevyt”.

Para eso, Hani reconoce que tendrá que ir contra la corriente presidencialista que domina en todas las instituciones del sector: “Quiero trabajar para revertir eso. Por ejemplo, cuando nos invitan a un evento: si el que asiste es el vicepresidente, el que invita se ofende porque no fue el presidente. No es fácil”.

El equipo de la gestión Hani

El próximo presidente de la Faevyt confirmó cuál será el Comité Ejecutivo que lo acompañará en los próximos dos años de gestión. El actual presidente de la Aviabue, Hernán Gómez, será el vicepresidente 1°, mientras que el vice 2° de la Faevyt será el cordobés Alejandro Sans. Horacio Repucci ocupará la Secretaría y Patricia De la Colina la Prosecretaría. Marcelo Marchetti asumirá como tesorero, y Fabián Lattanzio como protesorero.

-¿Los actuales presidente, Fabricio Di Giambattista, y secretario, Walter Rodríguez, no van a tener lugar en la Comisión Directiva?

-Walter va a ser vocal, porque quiero que siga manejando el Travel Sale y la relación con el sindicato, pero no quiere otro cargo. Fabricio no está porque soy un convencido de que quien deja la presidencia no puede integrar la siguiente lista. Así como el día que yo me vaya no voy a integrar la lista que me reemplace, porque me parece que es condicionar al que sigue.

En números

$ 12 millones es lo recaudado por el Incatur desde la puesta en marcha del aporte patronal obligatorio

$ 1,5 millones por mes está siendo la recaudación actual.

30-40% de las agencias ya están haciendo los aportes. El resto está acumulando deuda.