Información para Profesionales de Turismo
Texto
Nota de tapa
Freno a las plataformas digitales que ofrecen alojamiento

El gobierno prepara una regulación para todos los inmuebles que ofrecen servicios de alojamiento sin ser hoteles. Una de las nuevas normas señala que estos sitios solo podrán hospedar a alguien cuando la estancia supere las cinco noches.

El gremio hotelero quiere desterrar la competencia desleal y su anhelo ha tenido eco en el Ministerio de Turismo, que está discutiendo un reglamento para poner cortapisas a las plataformas digitales que ofertan departamentos o habitaciones con fines turísticos. “Es indispensable que estas nuevas tendencias, que no estaban en ningún marco legal, sean normadas”, dijo José Luis Egas, subsecretario de Mercados, Inversiones y Relaciones Internacionales del Ministerio de Turismo de Ecuador.

El funcionario explicó que la autoridad nacional de Turismo quiere “organizar, normar y regularizar” estas nuevas formas de hospedaje para que todos compitan en igualdad de condiciones. Una de las reglas que incorporará el nuevo reglamento de alojamiento en inmuebles de uso turístico, es que las plataformas solo podrán aceptar a los viajeros que pernocten más de cinco noches. Los pasajeros que buscan alojamiento por menos tiempo necesariamente deben hacerlo en un hotel. Esto haría que los turistas que tienen un promedio de estancia de 1,6 días y los ejecutivos que tienen un promedio de 2 días ocupen la hotelería formal.

La primera parte de la tarea del Ministerio de Turismo será crear un registro de todos los inmuebles que brindan alojamiento turístico. Para esto se deberá diseñar una herramienta digital, que tendrá un plazo previsto en el reglamento. Luego habrá un plazo tentativo de 6 meses para que los propietarios de los inmuebles completen el proceso de registro (ver recuadro).

Con esto se pretende paliar la caída de la tasa de ocupación hotelera, que en ninguna ciudad supera el 60%, pese a los esfuerzos que cada destino hace por mejorar el atractivo turístico y atraer visitantes. Guayaquil y Quito son las que reportan mejores números y registran un promedio anual del 55%, pero hay destinos que no despegan, como Loja o Cuenca, que tienen una tasa de ocupación bastante baja que no pasa del 45%.

André Obiol, presidente de la Federación Hotelera del Ecuador (Ahotec), afirmó que “el turismo es extremadamente sensible” y “todo lo que pasa alrededor determina el dinamismo económico de un destino”. Para el líder gremial, los resultados positivos de Quito obedecen a su nuevo centro de convenciones y la expectativa del metro. Guayaquil, por su lado, tiene un crecimiento con todo el saneamiento de la ciudad y la instalación de La Parla en el Malecón. En Cuenca, sin embargo, hay un tranvía con dos años de atraso que ha generado que baje el turismo y en general todos los negocios.

Otro problema que preocupa al gremio hotelero es la casi obligada reducción de las tarifas para hacer frente al exceso de oferta, como ocurre en la capital. Obiol explicó cómo funciona esta distorsión del mercado: “Se baja la tarifa para mantener la ocupación, el cliente viene y negocia con los precios, buscan rebajas, y los hoteles terminan cediendo para no perder huéspedes”.

En Quito en los últimos años ingresaron Wyndham y Eurobilding, y próximamente estará operativo el exhotel Chalet Suisse de la mano de Radisson. Esto ha hecho que la misma demanda se divida para más ofertas. “En la hotelería hay dos formas de ganar: crecer en volumen con tarifa baja o tener menos ocupación con tarifa alta”, asegura el vocero de Ahotec. “El problema surge cuando hay baja ocupación y bajas tarifas. Entonces hay que cerrar”, sentenció.

Y el cierre de los negocios de hospedería no es una realidad lejana. Cuenca tiene el récord de los primeros cierres reportados. En 2017 cerraron cuatro hoteles en esa ciudad entre ellos el hotel Pinar del Lago y la hostería Uzhupud.

 
¿CÓMO SERÁ EL PROCESO DE REGISTRO?

Entre los requisitos que se exigirán a los establecimientos están el Registro Único de Contribuyentes (RUC); título de propiedad o equivalente; documento emitido en asamblea de condóminos, donde se encuentre el inmueble, que autorice la prestación del servicio de alojamiento; inventario valorado de activos fijos del inmueble de uso turístico, bajo la responsabilidad del propietario o representante legal; certificado de compatibilidad de uso de suelo otorgado por el gobierno autónomo descentralizado municipal; y pago del uno por mil sobre el valor de los activos fijos.

Una vez hecho el registro vendrá el trámite de obtener la licencia anual de funcionamiento, en el que intervendrán los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD) y el Ministerio de Turismo. Una vez obtenida esta licencia se deberá contar con dicho documento para su exhibición, en un lugar que sea visible para el huésped.

Para controlar la oferta de los servicios prestados por las plataformas online se deben activar los GAD. Los gobiernos locales conjuntamente con el Ministerio de Turismo periódicamente deberán realizar un levantamiento de la oferta de inmuebles de uso turístico que se comercialicen a través de plataformas nacionales e internacionales o cualquier otro medio.

En el reglamento se establece una restricción muy importante: el servicio de alojamiento en inmuebles de uso turístico no se podrá hacer en Galápagos.