Información para Profesionales de Turismo
Texto
Actualidad
Infinity Falls, la nueva joya de SeaWorld Orlando

La flamante atracción brinda una vertiginosa experiencia con grandes saltos y corrientes rápidas, culminando con una caída que rompe el récord en cuanto a paseos en balsas de río. Además, la compañía reveló novedades sobre Tigris, montaña rusa que se estrenará en Bush Gardens Tampa Bay en 2019.

Como parte de su plan de expansiones y la renovación del portfolio de atracciones, SeaWorld presentó Infinity Falls, la última novedad que posee el récord de caída más alta en un paseo en balsa de río con 12 m.
El juego apto para toda la familia, que tuvo su gran estreno el 4 de octubre, pudo ser vivenciado a través de un evento para un selecto grupo de prensa especializada. Su construcción fue inspirada en el río Amazonas, el más largo y caudaloso del mundo, y  está ubicado entre Manta, una de las tres montañas rusas del complejo, y el Shamu Stadium, donde se realiza el show de orcas. La experiencia dura alrededor de cinco minutos y sumerge al participante en el ambiente de la región, con corrientes rápidas y saltos bruscos, simulando la navegación por esas misteriosas aguas. Su sinuoso recorrido también emula al del famoso torrente, que hace que la balsa circular choque y gire sobre su propio eje, haciendo que en muchas ocasiones el público quede de espaldas al camino y no tenga forma de saber lo que viene delante. En la parte final irrumpe una vertiginosa caída de 12 m., por lo que se les advierte a los valientes que dejen sus pertenencias importantes antes de subirse, ya que saldrán completamente empapados.
Pero la misión original de Infinity Falls no se basa en la atracción, sino que, como en la mayoría de los juegos, se busca llevar un mensaje de conservación. En este caso, la aventura termina en Harmony Village, que muestra un ecosistema de agua dulce como el Amazonas, donde se enseña sobre la importancia de este tipo de sistema biológico para el planeta.


PROGRAMA DE RESCATE.

Además de enseñar, la empresa apunta a predicar con el ejemplo a partir del programa SeaWorld Rescue, que rescata animales heridos o abandonados para curarlos y, si es posible, devolverlos al mar. “Hasta la fecha llevamos rescatados más de 33 mil animales. Se trata de un proyecto que comenzó en 1974 y desde allí solo hubo crecimiento”, comentó Pedro Ramos Navarrete, supervisor de Mamíferos Marinos de SeaWorld Parks, quien añadió: “Cuando encuentran un animal que ha sido herido de gravedad por una embarcación o se encuentra muy enfermo como para vivir en el mar, en primer lugar se llama al gobierno para avisar sobre la situación y luego ellos nos contactan a nosotros. Necesitamos una licencia especial para realizar acciones de este tipo y, luego de curarlo, requerimos nuevamente la autorización del gobierno para liberarlo en aguas abiertas. Si por algún motivo rechazan nuestro pedido, se quedan viviendo en alguno de nuestros parques o les buscamos asilo”.
El área de recuperación se encuentra abierta al público tras la implementación del programa de educación, y allí se exhibe el proceso por el que deben pasar los manatíes para curarse y, si el gobierno estadounidense lo permite, volver al mar a realizar su vida habitual. “Todos los cetáceos que forman parte de los actos principales del parque han nacido en cautiverio y tienen a toda su familia aquí, por lo que no están aptos para ser liberados. Hoy en día contamos con un centro de recuperación especial para delfines y orcas pero nos parece injusto continuar agrandando la población que ya tenemos, así que los que no pueden volver al mar son reubicados en acuarios que forman parte de una red nacional de casas especializadas para dar asilo a esas criaturas”, explicó Ramos Navarrete.

 

RELAX Y DIVERSIÓN.

Para la temporada de verano, SeaWorld Parks propone dos alternativas completamente distintas: Aquatica es un parque acuático fiel a su estilo, con vertiginosas caídas libres y espectaculares toboganes de agua que hacen del lugar un espacio perfecto para que disfruten grandes y chicos. La principal novedad fue la apertura de Ray Rush en mayo, un tobogán para balsas de goma que combina velocidad y adrenalina, y que llega a su punto más emocionante al desembocar en un bowl a cielo abierto donde el gomón realiza un balanceo y da la sensación de que se caerá a un precipicio. Para los más chicos, Walk About Water es la atracción ideal por sus toboganes, sus puentes y las pistolas de agua. Además, esta atracción cuenta con dos baldes gigantes que realizan un efecto cascada cuando se llenan.
Por otro lado, Discovery Cove se presenta como un espacio mucho más tranquilo. A diferencia de Aquatica, para ingresar es necesario realizar una reserva ya que cuenta con cupos limitados. Su estilo es similar al de un resort all-inclusive, ya que la entrada incluye comidas, bebidas y un juego de esnórquel. En este sitio se pueden realizar actividades adicionales como SeaVenture, un paseo submarino con escafandra, interactuar con delfines y nadar con tiburones.

 
TIGRIS, LO MÁS ESPERADO PARA 2019

Busch Gardens reveló que Tigris, la nueva montaña rusa de impulso que se estrenará el año que viene, será la más alta de Florida. “Cada vez que diseñamos una nueva atracción, lo hacemos pensando en que romperá el récord estatal”, señaló Andrew Schaffer, gerente de Proyecto de Tigris. “Su nombre fue escogido por la velocidad y agilidad en sus vueltas y giros. Además le debíamos el nombre ya que los tigres forman parte de nuestro programa de rescate de animales y muchos de los que hemos curado están viviendo en el parque”, agregó.
Tigris contará con una sola estación de impulso, por lo que hará un efecto balanza para pasar tres veces y llegar a los 100 km/h. con los que, en menos de un minuto, finalizará el recorrido llegando a una altura máxima de casi 46 m., convirtiéndose en la más alta de Florida. Para concluir, Schaffer reveló –sin dar mayores detalles– que habrá una nueva atracción en 2020 que promete ser de las mejores del parque.