Información para Profesionales de Turismo
Texto
Opinión
Tendencias del Viajero Latinoamericano

En esta columna, el autor, vicepresidente Visa Consulting & Analitics para América Latina y el Caribe, analiza la evolución en los gastos de los viajeros de la región durante la celebración de la Copa Mundial de Fútbol Rusia 2018.

Durante junio y julio se llevó a cabo uno de los eventos deportivo más importantes del año, la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018. Eventos estacionales y de esta magnitud abren la puerta para que analicemos cómo ha evolucionado el comportamiento de los viajeros latinoamericanos, sus necesidades y preferencias durante las diferentes etapas de su viaje.

Según datos transaccionales de VistaNet, que analizamos en el área de Visa Consulting & Analytics, durante el periodo del 1º de junio al 15 de julio de 2018, los tarjetahabientes Visa de América Latina y el Caribe visitando Rusia representaron casi un 10% del gasto total de extranjeros en esa nación durante el tiempo mencionado.

Algo en común que buscan estos viajeros es el acceso a una experiencia totalmente positiva, incluyendo cuando deben realizar pagos. Por ejemplo, facilitar el momento en que el portador de la tarjeta compra su pasaje, eliminar fricción al hacer compras en el viaje y ofrecer soluciones digitales innovadoras, son formas de profundizar las relaciones con los consumidores y crear lazos duraderos.

 

TRES TENDENCIAS.

Durante el periodo analizado, observamos tres tendencias de compra de los tarjetahabientes Visa de América Latina y el Caribe visitando Rusia:

1. El comercio electrónico crece en importancia y uso para los viajeros. El mayor gasto de los viajeros latinoamericanos se concentró en las categorías tradicionales asociadas a un viaje, como hospedaje, aerolíneas y restaurantes. Pero a diferencia del pasado, los datos transaccionales muestran que el 15% de los gastos fue hecho a través de comercio en línea (o e-commerce). Esto enfatiza el crecimiento y la importancia del comercio electrónico para los tarjetahabientes de América Latina, los cuales están recurriendo a este canal de compra a lo largo de toda su ruta de viaje, y no solamente en la etapa previa (compra de pasajes, reservas, etc.).  

 

2. La promoción de eventos deportivos multi-ciudad aumenta el gasto en distintos destinos turísticos. En el año 2017 el viajero de América Latina que visitó Rusia gastaba mayormente en ciudades como Moscú y San Petersburgo. Este año, se reflejó un incremento del gasto en otras ciudades, incluyendo Sochi, Ekaterimburgo y Rostov, donde los tarjetahabientes Visa de la región gastaron en promedio hasta 15 veces más que el año anterior.

 

3. El uso de efectivo durante el periodo de viaje ha decaído en el último año. Al comparar la información de VisaNet de junio y julio de 2017 a la misma de 2018, pudimos observar que el tarjetahabiente Visa que viaja desde Latinoamérica a Rusia realizó menos retiros de efectivo. En general, el uso de efectivo realizado por los viajeros que son tarjetahabientes Visa disminuyó en un 5,19%. Esta tendencia, a su vez, hace énfasis en la comodidad que representa para el viajero el tener a su disposición otros métodos de pago, y el valor que agrega un comercio al tenerlos habilitados.

 

Entender las tendencias y preferencias de los consumidores durante su viaje, ayuda a que comercios e instituciones financieras habiliten funciones y desarrollen capacidades que agreguen valor al consumidor y les permita una mejor experiencia de pago. Es por ello que en Visa nos enfocamos en ofrecer medios de pagos seguros y eficientes que contribuyan con la experiencia del tarjetahabiente, de manera que puedan pagar con confianza y de forma práctica. Esto incluye, por ejemplo, contar con los sistemas y procesos que permitan reducir el rechazo de autorización de transacciones legítimas.

 
COPA DEL MUNDO EN NÚMEROS

El Mundial 2018 fue el más caro de la historia. Mientras que Rusia invirtió US$ 14.200 millones, Brasil cuatro años atrás desembolsó US$ 7 mil millones. La mayor parte de dicha cifra se destinó a crear infraestructuras de transporte (US$ 6.110 millones) y a la construcción de estadios (US$ 3.450 millones).

Según Arkady Dvorkovich, vice primer ministro ruso, el gran evento deportivo representó un impacto económico total cercano al 1% del PBI anual del país. Además, se crearon 220 mil puestos de trabajo, con ingresos por unos US$ 7 mil millones. “El Mundial ya ha tenido un impacto significativo para nuestro desarrollo socioeconómico; sin él no habría habido crecimiento”, puntualizó el funcionario.