Información para Profesionales de Turismo
Texto
Actualidad
La demanda de dólares por Turismo cayó a la mitad

Desde octubre de 2011 no se registra una demanda tan baja de divisas para viajar al exterior. De hecho, el déficit de la balanza de divisas por Turismo se recortó un 63% respecto al mismo mes de 2017, si bien mantuvo un rojo de US$ 300 millones.

La primavera no da señales de vida para el emisivo y el invierno cambiario amenaza con convertirse en una era glacial. Después del verano más caliente de la historia en materia de ventas de viajes al exterior, el impacto de la megadevaluación se sostiene y radicaliza. En octubre, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) informó que la demanda de divisas por “Viajes, pasajes y otros pagos con tarjeta” se desplomó en octubre un 47% respecto al mismo mes del año pasado. En septiembre la caída había sido del 53% y en agosto del 32%, profundizando un retroceso que se inició en mayo tras años de crecimiento a tasas chinas.

O sea, mientras que en octubre de 2017 se habían insumido US$ 965 millones en viajes (menos del 20% es en realidad e-commerce), este año se demandaron US$ 514 millones (de eso, US$ 100 millones correspondieron a bienes o servicios pagados por residentes que no estarían vinculados a turismo). Hay que remontarse a octubre de 2011 para encontrar números tan bajos.

Además, como el BCRA se encargó de aclarar, la contracción de la demanda se concentró en los gastos en viajes al exterior, ya que “los pagos correspondientes a consumos no presenciales no vinculados a viajes estarían mostrando variaciones de menor consideración”.

Por otra parte, el termómetro del Central no está midiendo con demasiada diferencia respecto a la térmica del mercado. Incluso, los números son parecidos al escalofriante desplome de la venta de tickets aéreos a través de agencias, que el BSP ubicó en la mitad de hace un año.

 

LA OTRA CARA.

La buena nueva es que los ingresos de divisas por “Viajes, pasajes y otros pagos con tarjeta” también tuvieron el mejor octubre de 2011, con un crecimiento interanual del 50%.

Es tan grande el desplome tras la megadevaluación que el déficit entre ingreso de divisas por turismo y la salida por el mismo motivo se achicó un 63% en octubre. Es decir, hubo un rojo de US$ 299 millones. Aunque siga pareciendo mucho para un mes, en el mismo período de 2017 ese saldo negativo en la balanza había sido de US$ 823 millones.

 
En números

US$ 299 millones fue el rojo en la balanza de viajes en octubre. Hace un año había sido de US$ 823 millones.

-44% fue la caída en promedio en el último trimestre de la demanda de dólares para viajar al exterior.

2011 es el año de referencia para encontrar números similares a los que se están registrando después de la megadevaluación.