Información para Profesionales de Turismo
Texto
Informe especial
Retrospectiva Brasil 2018: el año de la aviación

Si bien el fin de año estuvo signado por la crisis de Avianca Brasil, el desarrollo de 2018 para la industria aerocomercial tuvo altibajos regidos por la incertidumbre política, la fluctuación de la demanda y las fuertes variaciones en el tipo de cambio. Un informe especial de Panrotas.

AVIANCA BRASIL.

El año 2018 seguía a ritmo estable. Las compañías aéreas brasileñas registraron altas y bajas, pero ninguno o pocos indicios apuntaban a un fin de año con una de las más grandes firmas de la aviación nacional, incluso una de las que más creció en los últimos años, entrando en una crisis. Avianca Brasil, la compañía que menos vuelos internacionales lanzó este año después de un 2017 de expansión (con rutas a Miami y Nueva York) y la cuarta de Brasil en tamaño, sorprendió al mercado al entrar en pedido de recuperación judicial en diciembre.

Aparentemente bajo control y sin riesgo de interrumpir las operaciones, el problema comenzó a destararse luego de que una chartera de aeronaves pidió la devolución de 11 aviones en operación aduciendo cuotas impagas. De acuerdo al titular de Avianca Holdings, Germán Efromovich, una reacción en cadena surgió a continuación, con otras empresas en secuencia reclamando lo mismo.

“Vimos en la recuperación judicial una salida para preservar la empresa, las operaciones, los empleos y, principalmente, a los viajeros”, comentó Efromovich. El ejecutivo confirmó que un aporte financiero de la estadounidense United Airlines en Avianca Brasil se concretaría en enero, de alrededor de US$ 500 millones. En la misma semana, el gobierno firmó una medida provisoria liberando el capital extranjero en las compañías aéreas nacionales, antes limitado al 20%.

Frederico Pedreira (foto), presidente de Avianca Brasil, expresó que a pesar del gigantesco percance, en 2018 la compañía aumentó el número de pasajeros transportados, con 9,7 millones de viajeros hasta octubre. El acumulado de enero a octubre presenta un crecimiento del 11,5% en relación al mismo período de 2017. Como comparación, Azul, Gol y Latam Brasil tuvieron crecimientos de un dígito, según los datos de la ANAC.

 

AZUL LINHAS AÉREAS.

El destaque del año fue la renovación de su flota, con un 25% de los asientos de nueva generación.

John Rodgerson, presidente de Azul Linhas Aéreas, dijo: “2018 fue un año desafiante debido a la variación del dólar, el alza del combustible y la crisis de los camioneros, pero finalmente resultó un período positivo para nosotros. El mercado volvió a crecer, la demanda se fortaleció y observamos el repunte de la confianza del sector.

En el caso de Azul, la llegada de las aeronaves Airbus A320neo nos ayudó a aumentar la capacidad en diversos mercados y a consumir menos combustible, lo que generó una notoria reducción del costo por kilómetro volado. Tendremos vuelos hacia Porto, nuevas frecuencias a Buenos Aires y Bariloche, y queremos abrir de seis a ocho nuevas bases de operación por año, como Toledo, Pato Branco y Aracati, que serán inauguradas en los dos primeros meses de 2019”.

 

GOL TRANSPORTES AÉREOS.

La compañía sobresalió por su expansión internacional, lanzando vuelos a Florida, creando un hub en Fortaleza y estrenando modernos equipos Boeing B-737 Max 8.

Para Rogério Guerra, director comercial de Gol, “fue un año inmejorable para nosotros. En términos de venta e ingresos, probablemente cerraremos con nuestro mejor resultado histórico… Pero por otro lado, fue un período de desafíos bastante significativos en términos de costos. El combustible y el tipo de cambio fueron factores extremadamente impactantes en la compañía. Con el alza de los ingresos conseguimos cubrir en parte este aumento de costos que tuvimos. Destaco también que nos consolidamos en el segmento corporativo: cerramos el tercer trimestre con el 34,09% del share de pasajes corporativos en vuelos nacionales, de acuerdo con la Abracorp. En noviembre volvimos a operar en Florida, con Orlando y Miami como destinos, algo súper importante para nosotros que marca nuestra estrategia de expansión internacional”.

 

LATAM AIRLINES.

En 2018 la aerolínea amplió notablemente su red internacional de larga distancia, lanzando vuelos a Roma, Boston, Lisboa y Tel Aviv.

Al respecto, André Sena, gerente senior de Canales Indirectos y E-Commerce de Latam Brasil, señaló: “2018 fue un año de consolidación de la red internacional. Creo que la gran novedad fue el lanzamiento de diversas nuevas rutas: Roma, Boston, Las Vegas en alta temporada, Tel Aviv, que comenzó con más del 90% de ocupación y Lisboa. Todas con tremendo éxito. Y a ello se suma Múnich, recientemente anunciada para el año que comienza. Cerramos así muy fuerte el año con novedades para el exterior. La expectativa para 2019 es continuar consolidando nuestra red, conectando América Latina con el mundo, y el mundo con América Latina”.

 

AEROLÍNEAS ARGENTINAS.

La aerolínea argentina de bandera estrenó el modelo más nuevo de B-737, el Max 8, convirtiéndose en la primera compañía aérea latinoamericana en operarlo.

Haciendo un balance de 2018, Ivan Cadahia, gerente comercial de AR para Brasil, dijo: “En términos de resultados, podríamos decir que fue un año difícil, pero gratificante. De septiembre para acá volvimos a superar las metas de ventas. Destaco principalmente noviembre, con un ambiente más positivo de negocios pos elecciones, consiguiendo una mejora en las ventas en relación al mismo mes de 2017. Y adelanto también que mantendremos nuestra oferta a Brasil en 2019, con 90 vuelos semanales entre ambos países”.

 

AMERICAN AIRLINES.

La construcción de un hangar de mantenimiento en el aeropuerto de Guarulhos y la expectativa lanzar nuevas rutas a Brasil en 2019 signaron para AA el año que acaba de finalizar.

Dilson Verçosa, director de Ventas de la compañía para Brasil, aseveró: “Tuvimos un 2018 sin crecimiento en relación con 2017. Fue un año nivelado, con un impacto negativo en el valor de venta promedio, debido a que el mercado presentaba una demanda reducida respecto a una oferta muy grande, y ahora lo que estamos viendo es una readaptación de la oferta con respecto a la demanda. Incluso con vuelos que se cancelan, para mantener una base buena de cara a 2019.

Pero estamos esperanzados en una mejora. Claro que no va a ser ya mismo, a comienzos de año, aunque esperamos estar mucho mejor en la segunda mitad de 2019. De hecho, puedo adelantar que estamos analizando reincorporar rutas.

Destaco, finalmente, la construcción del primer hangar de mantenimiento fuera de Estados Unidos en Guarulhos, con una inversión de US$ 100 millones. Tenemos un contrato firmado con GRU Airport de 40 años, y la inauguración del hangar está prevista para enero de 2019”.

 

COPA AIRLINES.

Emerson Sanglard, gerente general de Copa Airlines para Brasil, puso en relieve el inicio de operaciones en las ciudades de Fortaleza y Salvador.

“El año, apuntó, fue muy complejo ante este escenario macroeconómico y político, mucha incertidumbre influenció en el resultado. Pero a pesar de todo, 2018 fue interesante en términos de aprendizaje y nuevos desafíos. Lanzamos vuelos en Fortaleza y Salvador, que están relativamente bien de ocupación. Pero no es para decir que hubo un gran crecimiento, ya que se trató de un año muy inestable. Y como todas las operaciones de la compañía son medidas en dólares, la rentabilidad cayó un poco. Ahora estamos recuperando la tarifa media y, por ende, la rentabilidad”.