Información para Profesionales de Turismo
Texto
Nota de tapa
Turismo extranjero, recalculando

Después de ocho años de cifras dudosas sobre el turismo extranjero en Colombia, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo (MinCIT) decidió corregir la metodología y dejar de contar las “estimaciones fronterizas”. Así, de 6,5 millones de viajeros en 2017 se pasó a 3.975.570. ¿Qué cambió y por qué?

La especulación en torno a las cifras de los visitantes extranjeros en Colombia parece haber acabado definitivamente tras el anuncio del MinCIT de mejorar la metodología de medición del turismo foráneo en el país, un propósito que el viceministro de Turismo, Juan Pablo Franky, venía refiriendo incluso desde su misma posesión.

Así las cosas, de 6,5 millones de turistas o viajeros extranjeros en 2017 (la expresión era intercambiable dependiendo del funcionario o escenario en donde se pronunciara), se pasó a poco menos de cuatro millones, por cuenta, principalmente, de la eliminación de las “estimaciones fronterizas”, un rubro que llegó a representar el 30% de los supuestos turistas.

Se trata de un ajuste necesario para abordar con seriedad un sector económico que representa alrededor del 3% del PIB nacional.

Y es que la situación llegó a tal nivel de absurdo que el año pasado algunos diarios económicos hicieron eco de una proyección, al menos, peculiar: Colombia recibiría 10 millones de turistas en unos pocos años; un pronóstico traído de los cabellos que fue lanzado al aire por el organizador de un prestigioso encuentro hotelero, y que partía de la base errada de 6,5 millones de turistas. Llamó la atención que fuera precisamente en un encuentro especializado en hotelería en donde se hiciera eco de un número que los mismos empresarios del alojamiento saben inexacto, dada la naturaleza de su negocio.

Sin embargo, ése ha sido el talante especulativo con el que se han manejado por años las cifras de turismo en Colombia, Cabe recordar, por ejemplo, que, a inicios de 2018, las noticias del sector turismo eran de este orden: “Colombia rompe récord con 6,5 millones de turistas extranjeros”.

Para hacer un poco de historia, los hoy extintos 6,5 millones de turistas eran realmente la continuación de una meta gubernamental establecida en los primeros años de esta década: 4 millones de turistas a 2014, tan endeble como su predecesora. Hoy, los números tozudos indican que Colombia apenas supera los 3 millones de viajeros extranjeros (sin contar los colombianos residentes en el exterior).

De ahí que la socialización y clarificación de la metodología para medir el turismo internacional, liderada este mes por el ministro José Manuel Restrepo y el viceministro Franky ante los principales medios de comunicación del país, es en sí misma una buena noticia para el turismo; un sector que requiere estadísticas serias y exactas con miras a determinar su verdadero papel en la economía nacional y establecer comparaciones certeras con otras naciones del continente.

 

DOS CAMBIOS FUNDAMENTALES.

1. “Estimaciones fronterizas” no van más.

En realidad, el gran cambio en la medición es la eliminación de las “estimaciones de viajeros por frontera”, un cálculo sobre el que este medio de comunicación llamó la atención en varias ocasiones por la distorsión que causaba en la cifra final. ¿En qué consistía? Según pudo indagar Ladevi en su momento, se trataba de un modelo lineal aprobado por Presidencia de la República y DNP, en el cual, mediante un promedio geométrico, se hacia la estimación de las personas que circulaban por las distintas fronteras del país. “Además de ser una estimación poco precisa, se trata de personas que no salen de su entorno habitual, sino que cruzan la frontera para trabajar o realizar actividades cotidianas. En ese orden de ideas creíamos que esa cifra no estaba reflejando adecuadamente los visitantes extranjeros internacionales”, explicó Restrepo.

 

2. Normalización de visitantes provenientes de Venezuela:

La novedad en la metodología es la “normalización” en el flujo de ciudadanos que ingresan al país por Puntos de Control Migratorio (PCM). Como ha señalado este medio en varias ocasiones, los ciudadanos venezolanos que llegan a Colombia han pasado de 378.965 en 2016 a más de 1,2 millones en 2018 según cifras de Migración Colombia. “Era conveniente la necesidad de buscar una normalización que de todas maneras reconoce un componente de turismo proveniente de Venezuela, pero que tiene que darse en correspondencia con lo que ha sido históricamente la relación de turismo entre los dos países. Entonces se extrae la situación atípica y se deja realmente lo que podría denominarse turismo”, afirmó el viceministro Franky.

 

6 MILLONES, LA NUEVA META.

Como señaló este medio en noviembre pasado (La Agencia de Viajes Colombia Ed. 257), el Plan Sectorial de Turismo 2018-2022 reconoce la falencia en la medición y se plantea una nueva meta a 2022: 6.000.089 turistas; esta vez sin fronterizos y con especial atención a las distorsiones que pueda causar la migración desde Venezuela.

“Con esta nueva metodología hablamos de que Colombia ha venido evolucionando de 2,3 milones de turistas extranjeros a más o menos 3,9 millones en 2017. Es decir, en los últimos años hemos tenido un crecimiento de doble dígito en materia de turismo, pero de verdadero turismo”, precisó Franky, quien reconoce la necesidad de ampliar la oferta aérea para continuar el crecimiento que proyecta su cartera. Se trata de 500 mil nuevos viajeros extranjeros por año hasta llegar a los 6 millones en 2022, ¿podrá lograrse?

 
Juan Rodríguez, director corporativo de Mercadeo de GHL Hoteles.

“El sector público siempre tarda un poco en reaccionar frente a las cifras que maneja el sector privado. Nosotros en la compañía llevamos tres años quitando el mercado venezolano, porque lastimosamente para los empresarios del turismo, como de manufactura y alimentos, entre otros, éste no es representativo. (…) Si el gobierno quiere duplicar el turismo internacional, la única manera es duplicando la oferta aérea, porque Colombia no tiene trenes, carreteras ni otros mecanismos de acceso al turismo, entre otras cosas, gracias a Odebretch y otros hampones.”

Jean Claude Bessudo, presidente del Grupo Aviatur

“Es un trabajo muy serio. Lo único es que creo que deben publicarse dos estadísticas diferentes: una con la palabra 'visitantes'', que es la que se publicó, y otra con 'turistas'. Tratar de obtener del DANE o Migración la información que permita establecer si hay aunque sea un día de estadía para ser considerados turistas y no visitantes. Pero nos estamos ajustando mucho más. De los 6 millones que hablaba el anterior gobierno ya estamos en cuatro y algo, y si le quitamos los cruceros llegamos a una cifra mucho más realista.”

Hugo Vélez, gerente de Panamericana de Viajes

“En los años pasados se notaba perfectamente que ese aumento tan exagerado no era correcto. Claro que hay una cantidad de personas que llegan a Colombia por turismo y no pasan por agencias de viajes, entonces para nosotros es un poco difícil calcular, pero sí ha habido un aumento de pasajeros que vienen con un paquete a visitar Colombia. El crecimiento ha sido continuo desde 2008. Ahora, hay que prepararse para recibirlos. Hay una cantidad de cosas para hacer; no hay transporte turístico y hay escasez de guías, por ejemplo.”