Información para Profesionales de Turismo
Texto
Opinión
El futuro del turismo nacional comienza a definirse hoy

Por Aldo Elías, presidente de la Cámara Argentina de Turismo (CAT) y de la Asociación de Hoteles de Turismo de la República Argentina (AHT)

Pensar el turismo a 15 o 30 años es casi una quimera, porque los desafíos actuales acaparan y demandan casi toda atención. La previsibilidad es un aliado estratégico del trade, pero el reto inmediato es atravesar la compleja situación económica del país; al tiempo que es vital seguir afianzando el camino iniciado para revolucionar la industria aerocomecial nacional y conectar al país con el mundo.

Hay que resaltar que Argentina está bendecida en términos turísticos con materia prima, naturaleza y una población servicial, para poder desarrollar plenamente el turismo, pero para ello debemos profundizar las medidas que se están tendiendo. Hay síntomas que nos hacen pensar que el turismo es una política de Estado, pero es momento de que el Gobierno lo confirme.

Para ello y más allá de que a nivel sociedad aún se vincula al rubro -casi exclusivamente- con el esparcimiento, necesitamos que los intérpretes nacionales tomen a la actividad como un actor protagonista de la economía argentina.

Turismo debe sentarse en la mesa redonda donde se toman las decisiones. Su injerencia en materia de ingresos de divisas, generador de nuevas oportunidades de inversión y al momento de valorar la mano de obra que pueda incorporar, lo convierten en uno de los motores económicos del país.

Asimismo y para poder descifrar la industria del futuro, considero de vital importancia que se baje el costo impositivo o no habrá recurso que explotar. Un negocio sin rentabilidad no puede sostenerse, y menos invertir para ofrecer servicios de calidad. La presión tributaria se apalanca en el 40% de los contribuyentes y cuándo estos no resistan más, no sé de dónde sacará los recursos el Estado. Las reglas de juego no son las mismas para todos. El déficit no se soluciona sumándole impuestos a las empresas, sino haciendo que más argentinos paguen menos impuestos. Mientras esto no ocurra, no habrá motivo válido para pasar de la informalidad a la formalidad, porque nadie va a querer desarrollar una actividad si toda la rentabilidad se evapora pagando tributos.

Es por ello que seguimos bregando por un compromiso concreto para un tema al que, si bien a nivel mundial aún no se le ha encontrado la vuelta, los actores locales no parecen tener voluntad de resolverlo. La competencia desleal afín a los alojamientos informales y las OTAs no es nueva y ni siquiera se han dispuesto paliativos y controles para erradicar esta problemática.

Con las elecciones entre ceja y ceja, 2019 volverá a tener al dólar en el “Trending topic” de las discusiones, y “ser o no ser” competitivos será la cuestión. Con la actual cotización de la moneda estadounidense y en la medida que la inflación no se dispare, la ecuación es promisoria para la industria; pero debemos ser realistas: el gran responsable de haber alterado el comportamiento de la balanza turística es el dólar, y eso en un país que quiere ser referente turístico no es bueno.

Por último, quiero saludar y felicitar a Ladevi Medios y Soluciones por sus 30 años al servicio comunicacional del sector; período en el cual contribuyó a desarrollar y dar a conocer un rubro que debe tener una injerencia aún mayor en la economía nacional. Deseo que siga creciendo, trabajando con profesionalismo y fomentando el desarrollo de la actividad turística desde sus páginas.