Información para Profesionales de Turismo
Texto
Nota de tapa
Turismo por ellas y para ellas

El sector turístico es uno de los que más emplea a mujeres como su fuerza laboral principal. Sin embargo, este tampoco es ajeno a la división laboral de género, con las mujeres ganando menos que los hombre y con muy pocas de ellas en puestos de alta responsabilidad. ¿El turismo es amigable con ellas?

A nivel global, las mujeres tienen una participación promedio del 55,5% de la fuerza laboral en la industria turística según el informe “Perspectivas Internacionales sobre la Mujer y el Trabajo en hoteles, restaurantes y turismo”, llevado a cabo por la Universidad de Cornell. Esto lo convierte en el sector que más trabajadoras mujeres detenta. Sin embargo, este porcentaje usualmente se ubica en posiciones de menor remuneración y especialización, como ocupaciones relacionadas con atención al cliente y gestión interna.

En Perú se vive el mismo panorama desalentador para las mujeres empleadas en turismo. El estudio “Moviendo la aguja: Acciones para cerrar la brecha de género en el sector privado”, elaborado por las empresas Aequales y PwC, con apoyo de la Cámara de Comercio de España, que mide la equidad de género en 137 empresas privadas del Perú, evidenció que solo 11,1% de mujeres se encuentran presentes en los directorios de las empresas de turismo, pese a ser uno de los sectores que más mujeres emplea, según cifras de INEI. “Con relación a los sectores económicos de las empresas del Ranking PAR, el que cuenta con una mayor proporción de mujeres en su junta directiva, así como también en gran parte de los niveles restantes, es Farmacéuticas y Salud. Aquellos que concentran una menor participación de mujeres en la junta directiva son Hotelería, Turismo y Transporte, Servicios Financieros y Seguros, y Educación”, refiere el estudio. Es aquí donde se constata la presencia de ‘techos de cristal’, descritos en el informe como “límites o barreras invisibles que dificultan el ascenso y crecimiento profesional de las mujeres dentro de las distintas estructuras organizacionales”.

 

PROBLEMAS POR RESOLVER.

Otra problemática que no es ajena al sector turismo es la violencia de género en el trabajo. Es preocupante que un 23% de empresas no tenga un protocolo para abordar casos de acoso laboral y que solo un 55% de los que lo tienen cumpla con la tarea de difundirlos, según estipula el estudio. A su turno, Andrea de la Piedra, CEO de Aequales, una de las empresas responsables de la investigación, dijo que una de las medidas que puede tener mayor efectividad en la búsqueda de cierre de brechas es la conformación de comités de equidad de género.
Este problema se tiene que sopesar tomando en cuenta que el turismo se configura como la actividad responsable de generar uno de cada 10 puestos de trabajo. Arrojar luz sobre el tema y subrayar la importancia del papel de las mujeres en la industria de viajes y turismo es permitir una evaluación profunda sobre las posiciones que han conquistado hasta ahora.

Tener más mujeres en el mercado de trabajo, en puestos de liderazgo y con salarios que reflejen sus cualificaciones y estudios es uno de los Objetivos del Desarrollo Sostenible propuesto por la ONU, o sea, la búsqueda por trabajo decente e igualdad de género son fundamentales para una sociedad justa y desarrollada.

Eso también depende de la educación y concientización de la sociedad.

El protagonismo femenino en el turismo es legítimo. Y, tan importante como reconocer e impulsar a las mujeres a cargos de liderazgo, es la necesidad de crear los medios para que se desempeñen en igualdad de condiciones. Tenemos una participación significativa de mujeres en este mercado, lo que abre una posibilidad real de empoderamiento, puesto que las inserta en el medio productor, además de conferirles voz y autonomía para posicionarse ante la sociedad.