Información para Profesionales de Turismo
Texto
Actualidad
Concanaco: Tren Maya podría contribuir al reordenamiento del sureste

José Manuel López, presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur), señaló que el proyecto del Tren Maya contribuirá al reordenamiento territorial del sureste y evitará que continúe la expulsión de habitantes de esa zona hacia las principales ciudades del país en busca de trabajo, lo que ha provocado una excesiva concentración demográfica en algunas metrópolis.

El líder empresarial comentó que la salida de flujos de habitantes, en busca de mejores oportunidades de vida, ha provocado la disminución de la población en las ciudades pequeñas y medianas del sureste y el abandono de actividades agropecuarias y artesanales. “Con esta obra de infraestructura se abrirá la posibilidad de que empresas locales sean más competitivas para la proveeduría de bienes y servicios para la región sureste del país”, expuso a través de un comunicado.
Esto a tan sólo una semana de que un diagnóstico del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) diera a conocer que si la planeación del Tren Maya no es la óptima el costo de construcción del proyecto podría aumentar entre 4 y 10 veces más que los $ 120 a $ 150 mil millones estimados por el Gobierno federal. Sin embargo, López Campos indicó que el proyecto permitirá dinamizar el desarrollo de los cinco estados incluidos en la ruta y generará oportunidades para la atracción de empresas y empleo. “Tendrán grandes ventajas logísticas y oportunidades para el abastecimiento de productos agropecuarios y alimentos procesados, entre otros, para fortalecer el mercado interno”, insistió. No obstante, añadió, se requieren incentivos y mejores condiciones de competitividad, de ahí la importancia de apuntalar en cada entidad el desarrollo productivo dentro de las áreas de la diversidad de actividades económicas que demandará el impulso a los destinos turísticos que repuntarán con el Tren Maya.
En tanto, el IMCO refiere que es necesario hacer una evaluación correcta de los costos estimados, aforo, densidad poblacional, conectividad, uso principal de las vías y la competencia del tren con otros medios existentes de transporte. En diciembre de 2018, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció el proyecto del Tren Maya, el cual es considerado por el Gobierno federal como el principal proyecto de infraestructura, sin embargo, el IMCO advierte que existen desafíos que enfrentan este tipo de megaproyectos. De acuerdo con la organización el peor escenario sería aquel en el que la construcción de la obra ferroviaria no cumpla con sus objetivos de proporcionar crecimiento y desarrollo integral a las comunidades por las que pasará, y que el Gobierno federal acabe subsidiando con los recursos de los contribuyentes la vida útil de otro proyecto sin beneficios para nadie. "Especialistas ambientales han manifestado su preocupación en torno a la ruta del Tren Maya, la cual atraviesa una región con diversidad biológica y cultural únicas, así como en la evaluación económica del impacto ambiental que deberá retroalimentar la factibilidad y el análisis costo-beneficio del proyecto. Esta evaluación deberá ser uno de los ejes centrales y preventivos de la decisión del Gobierno para iniciar las obras", destacó. La planeación tendrá que asegurar el trazo y los derechos de vía deberán estar listos antes de iniciar la obra. El Instituto propone que se incluya a la población en mecanismos de consulta regulares desde la etapa de planeación del proyecto, lo que permitirá que la administración gestione de mejor forma diversos riesgos sociales.