Información para Profesionales de Turismo
Texto
Actualidad
“El sector turístico está en crisis”, alertan empresarios en el Foro Nacional de Turismo

Pablo Azcárraga, presidente del Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET), advirtió que hoy el sector pide auxilio y que es obligación de los empresarios seguir insistiendo en que las autoridades verdaderamente busquen defender a la industria. “Tenemos que corregir rápido y tomar decisiones para cambiar esa tendencia”, subrayó.

 

El sector turístico está en crisis y en el primer trimestre del año ya registró una afectación importante debido a la falta de promoción en el exterior y a la percepción de inseguridad que se tiene en el extranjero, entre otros factores, lo que ha propiciado una caída de hasta 15% en las utilidades de las empresas turísticas y podría reducir el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) turístico a un 1,6% cuando crecía a un promedio del 3%, alertó Pablo Azcárraga, presidente del Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET).
“Este primer trimestre del año traemos una afectación importante no únicamente en el número de visitantes y en los ingresos de divisas sino en las utilidades de las empresas. Vemos un impacto no únicamente en el volumen del negocio sino también en los precios: al no tener la capacidad de llenar el volumen de nuestros servicios turísticos –entre otras cosas por la falta de promoción– hemos tenido que caer en disminución de precios”, explicó durante su participación en la 17º edición del Foro Nacional de Turismo.
Y añadió: “El impacto llega al 15% en el Ebitda y hablamos de los tres primeros meses del año que es justamente la época alta del turismo en el año, donde por las tarifas y volumen de ocupación en destinos de playa, generalmente las empresas recaudan el 60% de sus utilidades. El daño ya está, difícilmente en el resto del año el agujero sea cubierto”.
Sobre el PIB turístico, dijo que había venido creciendo a razón del 3% pero estimaciones del sector esperan que este año lo haga apenas un 1,6%.
El dirigente del órgano cúpula de las empresas turísticas advirtió que hoy el sector pide auxilio y que es obligación de los empresarios seguir insistiendo en que las autoridades verdaderamente busquen defender a la industria. “Tenemos que corregir rápido y tomar decisiones para cambiar esa tendencia”, subrayó.
Azcárraga señaló que a pesar de que actualmente el número de estadounidenses que sale de su país es mayor, el Caribe mexicano reporta una caída importante en el tráfico aéreo de Estados Unidos al país.
En cambio, otros destinos del Caribe, como República Dominicana y Jamaica, hoy reportan incrementos del 16% y el 20%, respectivamente.
“De alguna forma no estamos respondiendo ni manejando la crisis porque no tenemos las personas ni los recursos adecuados para compensar las noticias negativas”, afirmó, en alusión a la desaparición del Consejo de Promoción Turística de México (CPTM) y a las noticias en torno a la inseguridad, el sargazo y la cancelación del aeropuerto en Texcoco.
El empresario también alertó que, de no corregir el rumbo, habrá una caída progresiva de recaudación fiscal, que podría llegar a los $ 20 mil millones en 2024.
En entrevista al término de su exposición, Azcárraga invitó al gobierno a trabajar de la mano con la iniciativa privada: “El sector privado ha estado y quiere seguir siendo parte crucial en un trabajo de equipo con nuestro gobierno. Nuestra invitación es a que el gobierno nos aproveche mejor. Nosotros quisiéramos trabajar de una forma más estrecha. Y ahora que no se nos incluye como nos gustaría, ya vemos un golpe en los primeros tres meses del año”.
Por su parte, Julián Balbuena, presidente del Grupo BestDay, coincidió al señalar que no existen recursos ni estrategias orientados al manejo de crisis sobre las noticias alarmistas de inseguridad que han afectado concretamente a Quintana Roo, y exhortó a la comunidad turística a exigir la restitución del CPTM y los recursos destinados a la promoción.
El directivo cuestionó que el 100% del dinero recaudado por el Derecho de No Residente (DNR, impuesto para visitantes extranjeros instaurado en su momento para dotar de recursos al CPTM y cuyo monto está etiquetado para su uso en la promoción del país) vaya a ser utilizado en obras de infraestructura, como el Tren Maya, cuya inversión asciende a $ 150 mil millones, por lo que el dinero recaudado apenas representaría el 4% de la obra.
“Se llevan el 100% del presupuesto para promoción para aportar un 4% del proyecto del Tren Maya”, comentó.
Balbuena detalló la caída en el número de visitantes a Cancún y Riviera Maya en los primeros tres meses del año. “En el primer trimestre del año, a pesar de la sustantiva reducción de tarifas, no igualamos la ocupación del año anterior”, lamentó.
Asimismo, mencionó que ASUR reportó en el primer bimestre un repunte del 5,3% en el turismo doméstico y una caída del 0,5% en el número de turistas internacionales. “Sin promoción es natural que esto ocurra. Sabemos que nuestro principal mercado emisor es Estados Unidos”, comentó.
Añadió que si el propósito es atraer turistas con un mayor poder adquisitivo, la reducción de tarifas y el aumento del turismo doméstico (que gasta menos) no abonan a ese objetivo.