Información para Profesionales de Turismo
Texto
Actualidad
BELMOND GRAND EUROPE. Hotelería de lujo y parte de la historia rusa

Emplazado en uno de los sitios más estratégicos de San Petersburgo, este 5 estrellas se destaca por su relevancia histórica y arquitectónica, lo que sumado a un servicio de excelencia lo convierten en el hotel más cautivante de la ciudad.

Con una ubicación privilegiada en el corazón cultural de San Petersburgo, el Belmond Grand Hotel Europe es uno de los lugares de encuentro más elegantes de la ciudad. Este destacado 5 estrellas se caracteriza por haber encantado a la alta sociedad rusa durante más de un siglo. Desde los detalles art nouveau hasta el arte innovador de las impresionantes suites, cada detalle quita el aliento de sus huéspedes: “Encuéntrenos en Nevsky Prospekt, entre los monumentos más famosos de la ciudad. Entre y maravíllese con el resplandeciente mármol, los techos con estuco dorado, los espectaculares vitrales y algunos de los mejores ejemplos de la cocina moderna de la ciudad. Realmente, hay un tesoro en cada esquina”, reza su sitio web.

 

EL ALOJAMIENTO.

El majestuoso ambiente del Belmond Grand Hotel Europe –uno de los mejores hoteles de lujo del Viejo Continente– es legendario, con sus telas lujosas, mobiliario elegante y techos elevados. Allí se puede experimentar la auténtica hospitalidad rusa en sus notables suites, con vistas a algunos de los principales monumentos de San Petersburgo, como la Plaza de las Artes o el Philharmonic Hall, lo que le otorga aún más magia a la estadía.

Las emblemáticas habitaciones incluyen un hall de entrada y un dormitorio con área de descanso, con el arte ruso siempre presente. Combinan perfectamente el encanto local clásico con el lujo moderno, y son el espacio perfecto para relajarse antes y después de explorar la ciudad.

Asimismo, el hotel ofrece suites históricas exclusivas, con nombres particulares y decoraciones individuales, donde se combina de manera exquisita la elegancia de antaño con las comodidades de la vida moderna. Ubicadas en el piso histórico, cada habitación sobresale por sus techos altos, antigüedades restauradas, baños de mármol italiano y servicio de mayordomo.

Por otra parte, el Belmond Grand Hotel Europe cuenta con las suites de vanguardia, que celebran la vida y obra de artistas rusos. Cada una es un espacio sofisticado y moderno, con interiores que evocan a diferentes artistas, mientras que el servicio de mayordomo adiciona comodidad. La mayoría de estos cuartos dispone de una amplia sala de estar y un vestíbulo.

Finalmente, la suite presidencial –localizada en una esquina del hotel– está dotada de dos dormitorios y es la más grande de la ciudad. Cuenta, además, con un comedor con capacidad para ocho personas, lounge bar, gimnasio, sala de música con piano, y una biblioteca y sala de estudio combinadas. Un detalle a destacar es que el dormitorio de invitados se puede cerrar, ya sea para el personal de acompañamiento o de seguridad.

 

GASTRONOMÍA.

Además de su excepcional propuesta de alojamiento, el Belmond Grand Hotel Europe sobresale por los espacios en los que ofrece tentadoras propuestas gastronómicas.

Así, en el Restaurante L’Europe –el más antiguo de Rusia–, el esplendor del art nouveau se encuentra con el lujo clásico. Allí son una tentación las delicias locales en la romántica atmósfera de los espectáculos de ballet en vivo, donde la luz se filtra a través de los vitrales.

Por su parte, el Caviar Bar & Restaurant sobresale con su ambiente caracterizado por el jazz, la iluminación suave y 12 variedades de caviar (los revueltos con trufa y caviar son una alternativa ideal para acompañar un buen vodka).

En tanto, Azia ofrece una elegante cocina panasiática. Se destaca su menú de degustación con especias delicadamente equilibradas, sabores intensos y aromas tentadores.

Asimismo, el Lobby Bar es el espacio indicado para degustar alguno de sus exclusivos tragos junto a la élite de San Petersburgo.

 

www.belmond.com/es