Información para Profesionales de Turismo
Texto
Actualidad
Preocupación del sector por el sistema de recaudación anticipada de Ingresos Brutos

La Fehgra advirtió que la creación del Sirtac incrementará “notoriamente” la presión fiscal, subiendo los ya elevados costos de administración tributaria.

La creación del Sistema de Recaudación de Tarjetas de Crédito y de Compra (Sirtac), que consiste en un mecanismo de recaudación anticipada del impuesto sobre los ingresos brutos, volvió a despertar críticas respecto al tratamiento fiscal de las pymes del sector.

La Feghra, por caso, emitió un comunicado alertando sobre el impacto negativo que tendrá en las empresas de la actividad. La entidad hotelero-gastronómica advirtió que incrementará “notoriamente” la presión fiscal, subiendo los ya elevados costos de administración tributaria. “Resulta evidente que la creación del Sirtac lejos de contribuir a paliar la situación de crisis que atraviesa la actividad en general, y en particular las pymes, es una medida que solo agravaría la endeble situación”, planteó la Fehgra, que pidió a los gobernadores de las diversas jurisdicciones que se abstengan de adherir a este nuevo sistema de recaudación. “Como suele ocurrir en toda crisis y, lamentablemente, con mayor intensidad en nuestro país, los avatares institucionales, políticos y económicos afectan en mayor medida a los sectores más vulnerables”, concluyó la entidad.

 

UN SIRTAC MÁS A LA MOCHILA.

En el ámbito del Sirtac, los sujetos que tributan el impuesto sobre los Ingresos Brutos tendrán una retención sobre los importes de ventas que se realicen con tarjetas.

Para que este nuevo mecanismo de recaudación resulte operativo se requiere que las jurisdicciones adheridas al Convenio Multilateral se sumen expresamente mediante el dictado de una normativa local.

Actualmente, todas tienen regímenes de recaudación que alcanzan a las operaciones realizadas con tarjetas y, además, una gran cantidad de ellas también aplican retenciones sobre las realizadas a través de sistemas “concentradores” de pago.

Según analizan los expertos, el sistema originará importantes saldos a favor del contribuyente que, en la mayoría de los casos, no puede recuperarse o, en caso de hacerlo, demanda mucho tiempo y esfuerzo, “con el consiguiente impacto negativo no sólo a nivel económico sino también financiero”.

Como ejemplo, la Fehgra planteó que se duplicará la retención en aquellas operaciones efectuadas mediante sistemas “concentradores” de pago que luego son canceladas con tarjetas. Situación que se vería luego agravada con la posterior recaudación bancaria sobre la acreditación del saldo a cobrar por el comerciante.

“Más aún, todo ello pareciera atentar contra los esfuerzos que se vienen haciendo en los últimos tiempos para estimular el uso de medios de pago electrónicos”, alertó la Fehgra.