Información para Profesionales de Turismo
Texto
Actualidad
Sin signos de recuperación, pero tampoco de empeoramiento

En el primer trimestre del año la caída en la demanda de dólares para cubrir viajes al exterior se estabilizó en un -44% promedio respecto a 2018. Lo cual pareciera marcar que el desplome encontró un piso. En cambio, el alza en el ingreso de divisas por turismo en lo que va del año fue más moderada: casi el 9%.

El desplome del emisivo tras la megadevaluación de mayo de 2018 pareciera haber encontrado un punto de inflexión, que -lejos de mostrar indicios de recuperación- pareciera evidenciar que llegó a un piso. De acuerdo con las estadísticas del Banco Central de la República Argentina (BCRA), la demanda de divisas por “Viajes, pasajes y otros pagos con tarjeta” y “Transporte de pasajeros” al exterior se desplomó en el primer trimestre del año un 43,7%.

Los porcentajes de caídas se repiten idénticos en enero, febrero y marzo. En el último cuatrimestre de 2018 el promedio de la demanda de dólares para viajar al exterior había sufrido una merma promedio interanual del 50% (septiembre, -53%; octubre, -47%; noviembre, -48%; y diciembre, -52%). O sea, en el arranque de 2019 al menos no se profundiza su sangría. Más allá de la espectacularidad de las cifras, el proceso iniciado en mayo -tras años de crecimiento a tasas chinas- parece haber encontrado al fin su piso.

En definitiva, mientras que entre enero y marzo de este año se insumieron US$ 2.159 para viajes al exterior (menos del 20% es en realidad e-commerce), en el mismo período de 2018 se habían demandado US$ 3.874 millones. Hay que remontarse a principios de 2015 (todavía impactado por el cepo del 35%) para encontrar números tan bajos.

 

LA OTRA CARA.

Lo curioso es que los ingresos de divisas por turismo y transporte tuvieron en el comienzo del año una suba importante, pero mucho más moderada. Incluso más moderada que las propias estadísticas oficiales de arribos de pasajeros internacionales por avión: +18,8%.

En definitiva, pasaron de los US$ 605 millones del primer trimestre de 2018 a los US$ 658 millones de 2019. Lo que equivale a una suba de sólo el 8,8%.  

Pero es tan grande el desplome del emisivo tras la megadevaluación que igualmente el déficit entre ingreso de divisas por turismo y la salida por el mismo motivo se achicó un 53,5% en lo que va del año. Es decir, hubo un rojo de US$ 1.501 millones, menos de la mitad de los US$ 3.229 millones de hace un año.

 
En números

53,5% se achicó el rojo en la balanza de viajes y transporte del BCRA en el primer trimestre.

-43,7% fue la caída en el último trimestre de la demanda de dólares para viajar al exterior.

2015 es el año de referencia para encontrar números similares a los que se están registrando después de la megadevaluación.

8,8% aumentó el ingreso de divisas liquidadas en el país por turismo y transporte.