Información para Profesionales de Turismo
Texto
Actualidad
Se disparan costos del Aeropuerto de Santa Lucía y Tren Maya

Después de la decisión del Gobierno Federal de dar luz verde a los proyectos de Santa Lucía y Tren Maya se han disparado los costos de construcción y de preinversión, respectivamente.

En lo que respecta a la construcción del nuevo aeropuerto civil-militar en Santa Lucía, la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena) informó que el costo de construcción se elevará en un 11,7% ($ 8.215 millones) debido a la compra de 1.284 hectáreas en el cerro de Paula que interferirá las operaciones comerciales debido a su cercanía ‒10 km. del aeropuerto‒. 

Es así como con una inversión de $ 78.557 millones, se construirán el edificio terminal, hangares de mantenimiento y almacenaje de aeronaves y torre de control, entre otros. Se espera que haya una tercera pista, aunque aún no se han emitido detalles.

Este es el primer incremento que sufre el proyecto de Santa Lucía que se estima inicie operaciones comerciales en 2020.

Por otra parte, el monto solicitado por el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) para realizar los estudios de preinversión del proyecto del Tren Maya aumentó en un 710%, pasando de $ 120 a $ 972 millones. El organismo explicó que este incremento obedece al aumento en el número de estudios a realizar. “Cuando se registró el presente proyecto, la cantidad de estudios fue estimada, y los montos se ajustaron al presupuesto autorizado en el Presupuesto Federal de Egresos 2019 para dichos proyectos, $ 120 millones”, explicó Fonatur.

De acuerdo con información publicada por el diario El Economista, en la sexta versión de la ficha técnica entregada el pasado 16 de abril de 2019 a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para solicitar los recursos se mencionan con mayor detalle los estudios a realizar antes de la construcción del tren, la cual está prevista para enero del 2020.

Uno de los estudios más cuestionados es el de la factibilidad ambiental con un monto estimado en principio de $ 14 millones, que pasó a $ 184 millones por Fonatur a pesar de que ya existe un convenio de colaboración en dicho tema con el Instituto Politécnico Nacional. En tanto, los estudios de salvamento arqueológico en la zona maya subieron de $ 7 a $ 95 millones y se solicitaron, por primera ocasión, $ 40 millones para el análisis de la mecánica de suelos.

Entre los argumentos de Fonatur para justificar mayores recursos presupuestales está que realizaron búsquedas en CompraNet y “se identificaron algunos estudios de naturaleza similar contratados en otros proyectos de infraestructura y, a partir de los montos registrados por tipo de especialidad, se realizó la parametrización en proporción a la magnitud del proyecto del Tren Maya con el fin de estimar los montos a contratar”.