Información para Profesionales de Turismo
Texto
Actualidad
El NewGen ISS se apresta a desembarcar en Buenos Aires

Si bien no es inmediato, la IATA quiere minimizar los impactos y las fricciones que pudiera causar su nuevo Programa de Agencias. Por eso inició una gira presentando el tema en diversos puntos del país.

La fecha límite no es segura, aunque probablemente sea entre fines del primero e inicio del segundo trimestre de 2020. Sin embargo, la IATA quiere minimizar las fricciones y problemas que pueda generar la puesta en marcha de su nuevo Programa de Agencias, bautizado NewGen ISS (New Generation IATA Settlement System). Por eso realizó en nuestro país una gira presentando el nuevo esquema, que hizo escalas en Buenos Aires, Neuquén, Córdoba y Salta.

“El NewGen ISS tiene como objetivo llevar el sistema de liquidación al mundo moderno mediante la entrega de procesos simplificados, de menor costo y con una mejor protección de los fondos, el desarrollo de nuevos métodos de pago y selección de modelos de acreditación para los agentes”, explica la IATA en un documento. Sin embargo, la principal oradora de la gira, Diana Larrañaga, asistente del director de gerenciamiento de Agencias para Las Américas, de la IATA, fue más frontal. “El objetivo principal del cambio es tratar de minimizar el fraude y los defaults de las agencias”, comentó. Y destacó que históricamente, el dinero perdido relacionado con estos dos aspectos, en Las Américas, se situaba entre US$ 3 y 4 millones. Sin embargo, en los últimos tres años trepó hasta llegar a US$ 17 millones en Las Américas y US$ 11 millones en Brasil. Esta cuestión causó no poco malestar entre las agencias presentes. “Los entiendo y cuando hablamos de defraudadores no nos referimos a ustedes”, aseguró Larrañaga, “pero lamentablemente estamos ante un caso donde justos pagan por pecadores”, agregó.

 

¿De qué hablamos?

Cada vez que una empresa de viajes y turismo pretendió “hacerse IATA”, es decir asociarse a la IATA, siempre debió hacerlo a través del Programa de Agencias. Los cambios producen un nuevo programa, totalmente distinto al anterior histórico y que consta de cuatro pilares: la introducción de tres nuevos modelos (niveles) de acreditación, la incorporación del concepto de capacidad de retención de cobranzas (tope para la venta en efectivo) y la generación por un lado de un nuevo método de pago (IATA Easy Pay), y de un Seguro Integral de Default como alternativa a los seguros de caución, voluntario.

 

Modelos de acreditación.

Este cambio entrará en plena vigencia para las agencias nuevas, que se asocien a la IATA de ahora en adelante. Para las que ya lo son inmediatamente se convertirán al nivel medio (GoStandard), que implica la posibilidad de vender contado, con tarjeta de crédito, con IATA Easy Pay, que cuenta con Capacidad de Retención de Cobranzas, que debe enfrentar una Evaluación Financiera Anual y contar con una Garantía Financiera o Seguro de Default. A partir de ese punto de partida las agencias pueden solicitar o no, voluntariamente, su paso a las otras dos categorías: la de “Acreditación Estándar sin capacidad de pago al contado” (GoLite), que como su nombre lo indica no puede vender tickets en efectivo, por lo que tampoco enfrenta una Capacidad de Retención de Cobranzas, ni tampoco será Evaluada Financieramente pero sí deberá tener un ADM/Seguro de contracarga; la otra categoría posible es la “Acreditación Multipaís” (GoGlobal), pensada para empresas de turismo con presencia en múltiples países que deberán enfrentar una Evaluación Financiera Cuatrimestral de la casa matriz y una Garantía de la matriz incorporada en el PSAA (Passenger Sales Agency Agreement).

 

Límite para la venta en efectivo.

Sin duda uno de los aspectos más polémicos. Para limitar los riesgos de un default, la IATA fijará un monto máximo de venta al contado. El tema asustó a no pocos agentes que ven amenazada su operatividad y sus posibilidades de ventas. Sin embargo, la IATA “dejó una puerta entreabierta” para que el límite no perjudique a nadie, notificando de antemano cuando la agencia enfrente un pico de emisión, producto de la venta de un grupo o un evento especial. Por otra parte, las ventas realizadas con la modalidad IATA Easy Pay no serán contabilizadas como efectivo, de modo que no impactarán en ese tope y a partir de la implementación de NewGen ISS se podrán realizar pagos anticipados de remesas, lo que reducirá el dinero acumulado. Tampoco cuentan las ventas con tarjeta de crédito que no tienen límite.

 

IATA Easy Pay.

Sin duda es uno de los aspectos más novedosos porque se convierte, de hecho, en una tercera forma de pago, entre el contado y la tarjeta de crédito. El IATA Easy Pay permite asociar una cuenta bancaria o una tarjeta de crédito previamente (la corporativa de la agencia, por ejemplo) y utilizarla luego para pagar en una modalidad virtual equivalente a las denominadas billeteras electrónicas (e-wallet).

 

Seguro de Default Global.

Se trata de una alternativa al seguro de caución actual y es esencialmente voluntaria. Sin embargo, la IATA lo ha desarrollado a nivel global con la aseguradora Allianz y supone que en definitiva terminará siendo una alternativa más barata a las coberturas actuales. La IATA asegura, además, que los importes asegurados podrán ajustarse con un lapso no mayor de 2 a 3 días a cambio de las actuales que pueden tardar en algunos casos un mes.